jueves, enero 27, 2011

Mañana de estrés

8:50 h- Llegamos al cole (tarde para variar)
9:10 h- Correos recoger carta certificada.
9:35 h- Gasolinera, gasoil para el coche. Gasolinera hasta la bola de gente (me estoy haciendo pis)
10:15 h- Lliça de Vall, visita a cliente (sigo haciendome pis)
11:20 h- Me tomo cafe en bar (para poder ir a hacer pis por fin)
12:10 h- Llego al despacho, con un hambre que me las pelo. Me como una pera como los pavos.
12:15 h - Me voy cagando hostias a otro cliente en Rubí a entregar una lona, solo recogen mercancías hasta las 12:30 h. 
12:29 h- Llego a entregar la lona.
13:00 h- Vuelvo al despacho. Se vuelve a disparar la alarma.
Y cuando me relajo, me sale todo. Estoy destrozada de la tensión... no tengo solución. ¿Por qué me pongo tan tensa? El estrés me puede.

Masajes brasileños 5

Esto va viento en popa. El martes tuve mi quinto masaje brasileño y los cambios en mi figura son espectaculares. Vera queda asombrada y yo también, porque está transformando mi barriga en una tableta de chocolate. Es alucinante, no me canso de decirlo. Aunque con la visita de la roja de nuevo, los líquidos se quedan retenidos en mi cuerpo y todo el mes para bajar 700 grs i en un momento se me incorporan como nada, en un suspiro, 500 grs. más. Esta mañana ni me he pesado (porque me he despistado, porque no perdono la báscula)
Contraindicaciones: toda la ropa me va grande. Los pantalones se me caen y lo peor de todo es que no encuentro pantalones que me queden bien o que me gusten como me queden.
Hay que ver que mal está repartido el mundo. Cuando estaba gorda no encontraba por gorda y ahora no encuentro por delgada, ¿tan difícil es? No me lo puedo creer. Toda la vida deseando estar delgada para poder lucir palmito y ahora que luzco palmito lo desluzco con los pantalones que me hacen bolsas por todos los lados. ¡Qué desastre! Y lo peor es que no encuentro el momento de ir a comprar ropa, ni para mi, ni para las nenas. A Júlia le hace falta ropa como agua de mayo y sobre todo una chaqueta, no paran de crecer estas niñas. También le hacen falta unas bambas, ya que las bambasdecaca de la Barbie que le compré por que se había encaprichado con ellas ni le han durado una temporada (se las compré en Septiembre); es la última vez que compro algo de personajes, no me tenía que haber salido de la linea habitual de nike o reebok. Además para mi es de suma importancia que lleven un buen calzado, es básico. Las bambas estas de la Barbie, eran un modelo con luz, claro que cuando yo se las compré ya no hacían luz porque eran de la temporada pasada, y llevan todo el mecanismo debajo del talón, que por mucha plantilla acolchada que lleve eso debe ser super incómodo caminar con ellas. Por eso esta mañana no se las quería poner, pero tocaba psico y no me ha quedado más remedio, con toda mi pena en el corazón, que se las pusiera, mientras ella iba renegando y diciendo que cuando le iba a comprar unas bambas nuevas. "Dentro de poco Júlia", le he dicho. "Faltan tres días para que la mama y el papa cobren dinero e hiremos a comprar unas bambas". "Vale, pero yo tengo monedas, yo tengo dinero y os puedo dar para comprar las bambas" (Creo que en total en monedas tiene 1,45 €) "Pues como yo tengo dinero, os doy todo mi dinero para ti y para el papa" "Gracias cariño, pero enseguida cobraremos e iremos a comprar las bambas"...
En fin, me encanta que sea tan desprendida, tengo dinero guardado en su hucha que nos van dando las abuelas por los cumpleaños o navidad, pero no se lo quiero tocar para unas bambas, lo guardo para ellas.

domingo, enero 23, 2011

Masajes brasileños - 4

Sábado por la tarde. Después de una mañana agotadora, por fin me voy a hacerme mi masajito brasileño. 
Julieta se ha pasado toda la tarde jugando a que ella era Papa Noel e iba por las casas dejando juguetes a los niños. Ha empezado a sacar juguetes por el comedor y los ha colocado por todos los sitios. Tengo un salón que no quiero ni mirarlo. Berta duerme la siesta. Cuando se despierta, tenemos ya mucha prisa porque llego tarde a mi masaje.
Visto a las niñas, las cargo en el coche y voy a dejarlas a casa de mi madre.
He quedado a las 17:30 h con Vera y son ya las 17:20 h cuando estamos saliendo de casa.
Llamo a mi madre para que baje a ayudarme, ya que las peques han decidido llevarse media casa de juguetes, dentro de las bolsas de la compra grandes (las del Mercadona, que son enormes).
Las dejo y me voy pitando para Sabadell. Salgo a las 17:30 h y por el camino llamo a Vera para decirle que ya voy para allí.
Llego a Sabadell y por suerte, el aparcamiento me estaba esperando justo delante de su casa. Son las 17:45 h cuando por fin pico a su timbre.
Me hace el masajito. Hoy me ha hecho bastante daño también, pero es que cada vez según qué zonas me duele más, porque no hay grasa, se topa con el hueso y eso duele.
Después de trabajar todo el cuerpo, llega como siempre al nervio ciatico delasnarices y hoy me ha dolido mucho. Intentando controlar la respiración pero de la presión en el glúteo me entraban rampas en los gemelos. Esto no tiene porque pasar si no tienes problemas con el nervio ciatico, pero el mío está jodido. En los dos embarazos se me pinzaba y me entraban unas rampas que me moría.
Después del masajito y sacarme de nuevo unas tres o cuatro contracturas, me hizo masaje facial y me quedé profundamente dormida. Pero profunda, profunda; dormí como unos veinte minutos.
Me desperté de un sobresalto y cuando vi la hora en el reloj, quería morirme, eran las 19:40 h tardísimo para ir al Corte Inglés o al Padock, porque las nenas estaban en casa de mi madre.
Le he pedido a Vera que me midiera, para ver como iban los resultados y ¡son impresionantes! en tan sólo cuatro masajes he reducido 1 cm de piernas, barriga, caderas, y ¡2 cms de cintura! No me lo podía creer. Estos masajes son la leche. Por cierto, esta mañana he batido un nuevo récord en el peso: 59,3 Kg, y ya queda menos.
Cuando he salido de allí, con un sueño que me moría he llamado a Jordi para ver como iba con las obras y me dice que ya está y que se va para casa. "Pues me voy al Corte Inglés" y el recoge las nenas de casa de mi madre.
Llego al C.I: a la caza y captura de unos pantalones, porque todos me van grandes. Nada más entrar en la planta de señora, se me van los ojos a unos pantalones ideales, pero cuando veo el precio casi me caigo de culo: son unos aninoto que rebajados, costaban 185 € y la verdad es que no tenía en mente gastarme ese dinero en unos pantalones. Ni me los probé, porque me conozco. Me habrían quedado estupendos y se me habría subido la sangre y la adrenalina esa que te sube cuando estás a punto de hacer una compra compulsiva a la cabeza. Así es que le pregunté a la dependienta si tenía algo parecido y me dijo que "no. Los Aninoto son los Aninoto y no hay otros como esos". Si eso ya lo sé yo, pero no hay nada, nada parecido. No. Le dije que buscaba pantalones de montar (a caballo) y me estuvo enseñando algunos que me probé, pero que no me acababan de hacer el peso. Al final desistí antes de cometer una locura y me fui a la planta sexta, a la cafetería a tomarme un café y dejar enfriar la adrenalina de las compras compulsivas. Cuando me tomé el café me di una vuelta por la planta sexta donde van subiendo ropa con unos precios increíbles. Me encontré una mama del cole y de la guardería y estuvimos largo rato hablando. Cuando acabé la conversación vi unas camisas, pero eran de moda joven. Me gustaron pero cuando las vi, observé que las tallas eran mucho más pequeñas que las de señora. Por ejemplo, una talla 44 de señora es bastante grande en comparación de una 44 de moda joven, que en realidad es como una 38-40 de señora. Me prové varias camisas y eran bastante justas; pero me probé una 44 y me quedaba a la perfección. Mangas un poco largas, pero lo que me importaba era el cuerpo. Me gustaba mucho como me quedaba y me la compré por el módico precio de 17,99 €.
Luego fui a la caza y captura de unas bambas, tengo las mías destrozadas e inservibles, sobre todo cuando llueve, porque se me cuela el agua dentro. Están esperando a la jubilación, pero no encuentro bambas que me gusten. Las que siempre me compro son las cásicas tenis de Reebok, que son magníficas. He intentado cambiar de marca en alguna ocasión pero mis pies piden Reebok en cuanto se prueban otra cosa. Y había unas tenis clásicas de Reebok, pero sin rebajar, claro. Mi gozo en un pozo: miraré en otro sitio a ver si tengo más suerte.
Cero éxito con las bambas. Me puse a mirar botas. Cero éxito también. ¿Por qué hacen botas tan feas? Esa pregunta me estaba haciendo yo, cuando en la escalera mecánica subían dos señoras hablando de lo mismo. Total que nos pusimos a despotricar acerca de las botas feas. En fin, me voy a la planta de caballero a comprarle un par de camisas a Jordi, pero las que me ha encargado son todas con estampado, rayas, cuadros etc. y el me ha dicho que quiere dos camisas lisas, pero las lisas, fíjate por donde, no están rebajadas. ¿Me ha pasado en varias tiendas? A ver si mi amiga Aretha, que es personal shopper y sabe de esto, me lo puede contestar: ¿Por qué las camisas lisas, no están rebajadas nunca? ¿Por qué se considera básico y por eso no tocan el precio? Pues vaya una leche.
Agobiada y muerta de sueño, voy bajando ya hacia el parking pero por el imán que hay dentro de mi hacia las librerías no me deja salir de allí sin haber pasado por la sección de librería. Estuve dando un vistazo, me compré un libro de la gratitud (es como un diario para escribir) y mirando en la estanteria de libros de estos temas, se me enganchó el dedo literalmente en un libro: "Educar en la Ley de la Atracción - La pedagogía para aprender a crear", de L.D. Baena, herramienta que hace un tiempo andaba buscando, y mira por donde, me la han puesto delante. Pagué y me largué de allí rápido antes de llevarme media estantería de libros. Cuando me senté en el coche, ¡eran las 22:00 h! ¡¿Cómo se me había pasado tan rápido el tiempo?!. Llegué a casa destrozada por el masaje y por la excursión en el Corte Ingés, les expliqué el cuento a las nenas y les canté el luralá. Cené y empecé a leer mi nuevo libro.




sábado, enero 22, 2011

¿Me corto las venas o me las dejo largas?

Qué mañana más desquiciante que llevo. Jordi se ha ido a currar con mi cuñado. Tenemos que cambiar la bañera del piso que tenemos alquilado porque se rompió y se ha ido de peón de paleta.
Y yo aquí, sola, con las dos peques que hoy están un poquito irritables y yo estoy al borde de un ataque de nervios.
Para salir a comprar, una eternidad. Hemos conseguido salir a las doce de la mañana, pero para eso casi he tenido que sacar el látigo (es metafórico, no os vayáis a pensar).
Hemos ido a comprar a la frutería y horrible. Lleno de gente, no se podía avanzar con el carrito, las dos niñas y los cestos esos con ruedas que llevaba Júlia, manejándolo como podía.
Al final he decidido que no íbamos a comprar a ningún sitio más y nos hemos ido para casa, cualquiera entraba a comprar en el Área de Guisona, que llegan las colas hasta el final del local. Para casa, vamos, sin pensármelo dos veces.
Cuando hemos llegado a casa les he dicho que jugaran un poco mientras yo hacía la comida y les he sugerido que jugaran a peluqueras y les he puesto la silla delante del espejo de la habitación de jugar. Han estado un rato, hasta que Berta se ha cansado de que la peinara Júlia y se quería peinar ella sola (estamos en la fase del "yo sola"). Júlia quería seguir peinándola y ella no quería. Así que han empezado a chillar:
J - Peerrttaaaa!!! Seu a la cadira!!!!
B - Nnnnoooooo.
J - Que t'he dit que te seguis a la cadirra!!
B - Nnnnnooooooooo.
Y así un montón de rato. Yo estresada porque estaba haciendo la comida rápido, rápido. 
Cocinar con presión es lo peor que hay. En cuanto he metido las verduras al horno y les freía unas patatas fritas a las niñas, he pensado que podría ir escuchando las voces del Joyful que grabé ayer con el mp4. Y el maldito mp4 ha desaparecido. No lo encuentro por ningún sitio. He regirado toda la casa. Además cuando estás nervioso no se ve un pimiento.
Me pongo a freir unos huevos fritos y Berta con una barraquera (de las de marranada) todo el rato debajo mío, a mis piernas y yo diciéndole que se apartara que el aceite caliente salta y la podía quemar. Y ella se aferraba a su "Nnnnnnnoooooo".
Cuando la otra se ha cansado de gritar y de ordenar a Berta que fuera a sentarse a la silla de la peluquería se ha venido a la cocina y se han empezado a hacer la puñeta la una a la otra.
Yo no podía correr más haciendo la comida, para que comieran, poner a dormir a Berta y descansar un poco.
Cuando ya voy a poner la comida, Júlia le da sin querer a un vaso de agua lleno hasta los topes y toda el agua desparramada por el suelo de la cocina, lo que me retrasa más en ponerle el plato delante a Berta para que deje de llorar.
Llamo a Jordi a ver si se ha llevado el mp4 y me dice que no, que él no lo toca.  Bueno, pues ya no sé donde buscar. "Cuando te relajes lo encontrarás", me dice.
Pero como me voy a relajar con el patio que tengo...
Por fin logro ponerles la comida en el plato, han comido y Berta se ha quedado dormida en la misma mesa. 
Júlia, no ha comido casi nada y decía que "tenia la panxa plena"... mientras cambiaba el pañal a Berta y le ponía ropa más cómoda para dormir la siesta, negociando con Júlia que se comiera una albóndiga y tomate. Se niega en rotundo y otra vez con las amenazas: "Com no et mengis el tomàquet i la mandonguilla, m'enfadaré". Al final me ha dicho que se comía el tomate y "la pilota". De postre petit suisse mientras yo ponía a dormir a Berta.
Me pongo a escribir y ya se viene para el ordenador a que le saque una Sirenita para pintar, que no ha pintado porque no para de revolotear por el ordenador. Seguramente está esperando que le ponga dibujos, pero hoy ya ha hecho el cupo de tele.
Pita el horno y las verduras ya están. Me voy a comer y cuando me sirvo en el plato, me doy cuenta de que con tanto estrés no he metido los chapiñones en el horno, los pongo y quince minutos más. ¡Me muero de habre! A ver si pita el horno de una vez. Jordi todavía no ha llegado, pero yo me voy a poner a comer, ya llegará.
Menos mal que esta tarde tengo mi cuarto masaje brasileño. Endoso un ratito a las niñas con mi madre y voy a ver si me relajo.
Espero poder escaparme aunque sea un momento al Padock o al Corte Inglés, ya que estoy en Sabadell.
De todas maneras, estoy segura de que este va a ser un gran día. Voy a presionar al horno a ver si va más rápido.

viernes, enero 21, 2011

Bienvenida a bordo: Eugènia


*****************************
BIENVENIDA IPHONE (E.H.)
*****************************





Creo que te has ganado y con creces el post de BIENVENIDA, que le hago a todos mis seguidores públicos, aunque sigas en la clandestinidad.
Antes de nada agradecerte enormemente que seas una de mis más fieles seguidoras, aunque me leas en la clandestinidad. Me alegra enormemente divertirte en tus noches de insomnio a consecuencia del peque o los peques.
Me quedé alucinada cuando me dijiste que mi blog formaba parte de la sección de "mis favoritos" (osea, tus favoritos) de tu Iphone.
Como ya sabes, escribo en este blog para desahogarme y compartir con vosotros las aventuras de mi día a día.
Espero verte pronto como seguidora pública, es muy sencillo hacerlo y así cuando escribo os veo las caras y así también puedes dejarme comentarios, que me encantan y poder compartir más cosas.
Gracias por dejar de leer literatura de escritores profesionales y leer blogs de gente novel. Gracias a ti y a todos los que me siguen en la clandestinidad alimentáis mi motivación para escribir.
Gracias por formar parte de mi vida diaria, porque con ello también alimentáis mi inspiración (no tenéis desperdicio ninguna de vosotras). ¡Sois la leche!
Tengo muchísimas ganas de que organicemos una merienda o una cena (las de la camarilla, como yo le llamo), a poder ser sin niñ@s y reirnos como en la cena que hicimos en la Bolera, que fue genial. Me ha dado mucha pena no poder quedar esta noche para tomar un café después de cenar, pero ya sabes que los viernes son sagrados: me toca gospel.
Ah, y tenemos pendiente una tarde con sesión de plastelina en mi casa, que podemos organizar cuando quieras, solo es cuestión de buscar el día. Nos vemos esta tarde princesa.





Dejar de fumar

Por fin, me estoy poniendo al día con el blog, aunque aún me queda uno pendiente. Es para mi amiga Iphone (mama del cole, sí, es para tí E., que te lo tienes bien merecido).
Esta mañana he ido al despacho porque no tenía visita a primera hora, tenía una a las 11 en una importante emisora de radio en Barcelona. He llegado tarde. Pero llamé al cliente para avisarle. No me gusta llegar tarde, pero al haber pasado por el despacho, es lo que tiene, que te entretienes más de la cuenta y el tiempo se te va.
El día de hoy no ha tenido desperdicio tampoco. Camino al trabajo he cantado un mantra, con la música de la canción de Leonard Cohen, Hallelluyah, para dar las gracias por todo. Ha sido muy gratificante y me ha cargado de energía positiva para todo el día.
Hoy tocaba recoger a las nenas y yo tenía hora en el CAP, con la enfermera.
Recojo a Julieta en el cole y me encuentro con dos super mamas de la "camarilla", como yo le llamo y es que hemos creado un grupito genial, me lo paso pipa con ellas. Son auténticas: ¡todas! 
Nos hemos puesto a comentar el tema del blog, mi amiga Iphone (E.H.) está enganchadísima y la verdad es que tanto ella como todos los lectores que van en aumento según el control de estadísticas me dan fuerza y me motivan día a día a escribir. Como siempre hablamos sin tiempo, corriendo, con los niños/as interrumpiendo, hemos decidido que montaremos algo: o una cena o una merienda en casa de alguna, según E.H. tengo que explicarle muuuchas cosas.
Ya me muero de ganas de quedar, porque son tremendas y me divierto muchísimo con ellas.
Hemos recogido a Berta y cuando llego a la guardería el descontrol. Al principio daba una galleta a algunos compañeros de Berta, pero como Júlia va tomándose su batido, Berta ya me lo pide cada día y le llevo uno y claro, como lo ven los demás, el mejor amiguito de Berta, ayer me pidio un "suc" pero no llevaba y hoy le he traído uno. Y lo que eso conlleva, que lo ha visto otra niña y también quería, pero no llevaba más y le he prometido que mañana le llevaré uno. Hoy he hablado con su madre, porque me sabía mal este tema. A veces ella le lleva galletas y no las quiere, quiere las que yo le doy (y son las mismas: de dinosaurios), y me sabe mal por si se ofendía que yo le diera las galletas y no quisiera las suyas y me ha dicho que no, ¡al contrario! que le sabía mal a ella que siempre le daba yo galletas. ¡Menos mal! A mi no me importa. Total que como siempre que llego, los niños me registran el bolso y la bolsa de la merienda, hemos decidido que vamos a organizar una merienda en la guardería y la maestra ya me ha encargado que yo la organice. Pues, eso, a organizar la merienda. Menos mal que me dedico a esto de las ferias y los eventos y se me da bien el tema.
Para salir de la guardería una eternidad. Siempre somos las últimas, cualquier día de estos nos darán la escoba y la fregona para limpiar la escuela.
Las he montado en el coche; las tenía que llevar a casa de mi madre. Aparco en zona azul y hay que sacar el tiquet. Si voy sola con Júlia no hay problema, porque vamos y lo sacamos. Le encanta meter la tarjeta de crédito por la ranura, darle a los botones y luego poner el tiquet en el coche. (Veo indicios de que le va a gustar mucho utilizar la tarjeta de crédito como a su madre. De tal palo...tal astilla). Pero hoy como iban las dos, la cosa se complica. Ir a sacar el tiquet sola es un momento (además de la prisa que llevaba, porque habíamos tardado mucho en salir de la guarderia), pero ir a sacar el tiquet con las dos, es morirse. Le he dicho que se quedara un momento en el coche con Berta y se ha puesto a gritar, que quería ir a sacar el tiquet, quería ir a sacar el tiquet. Y Berta, que lo dice perfectamente: "a quiquett, a quiquet". ¿Cómo me iba a bajar del coche con Júlia y dejar sola a Berta? Total que al final cedo y vamos en caravana a sacar el tiquet de la zona azul. Júlia mete tarjeta en ranura, apreta botones. Berta coge el tiquet y transporta hasta coche. Júlia abre puerta y coloca en lugar visible. Pero se pone a ordenar todos los tiquets que hay: primero pone el que hemos sacado y encima los caducados... anda que me puedo fiar. Con toda esta movida, cuando estoy descargando niñas del coche, me suena el móvil (como siempre en el mejor momento). No llego a cogerlo porque se corta antes.
Consigo llegar a casa de mi madre, me tomo un café y me voy por fin a la enfermera. Ya hace tiempo que me estoy planteando dejar de fumar y me pedí hora para informarme. Pero no por toda la movida de la Ley antitabaco, simplemente porque llevo muchos años fumando y creo que, simplemente, ya toca.
Me monto en el coche, me enciendo mi cigarrito y me voy camino al Cap para que me expliquen los programas para dejar de fumar que tienen.
Me he llevado mi mp4 para escuchar la meditación, dura una hora y nunca consigo escucharla entera porque me quedo antes dormida. A trancas y barrancas la escucho porque hay una señora mayor que no para de hablarme y yo solo quiero escuchar la voz lenta y profunda.
Por fin me toca. La enfermera se pone contentísima cuando voy por lo del tabaco. Me saca una guía para dejar de fumar, me explica los métodos, etc. Yo le digo que soy un poco anti pastillas y medicamentos. La verdad es que no me gusta tomar nada (solo tomo en casos extremos de necesidad). Le comento que una amiga ha dejado de fumar mediante hipnosis, que la verdad, es el método que más me seduce por el momento. Me han hablado muy bien y creo que lo haré mediante este método. Pero bueno, tengo que escuchar lo que la enfermera me propone. Del CAP, a hacer dos recaditos:
1- Comprar tabaco
2- Comprar 2 botes de pintura acrílica: magenta y negro. Para ver si acabo de pintar el cuadro.
De camino hacia el coche he pasado por una tienda de esoterismo, bueno venden velas, esencias, cartas del tarot, minerales y piedras, en fin esas cosillas que me generan curiosidad. Y no he podido resistir la tentación de entrar. Necesito urgentemente un tapete para poder practicar con mis cartas. Todavía no las he tocado de la caja porque eso conlleva una preparación previa. Tengo que hacerlas mías, pero para ello necesito un tapete. Tenían solo uno y no me ha gustado, era negro y no me ha dado buen rollo. Total que la semana que viene traerá de más colores. Resulta que la dueña de la tienda es vecina de mi hermano y de una amiga mía que vive en el mismo edificio de mi hermano.
He visto unas esencias que han llamado mi atención: esencias de arcángeles y me he comprado una; la de la prosperidad. A ver si empezamos a levantar el vuelo ya.
Cuando llego a casa de mi madre, marrón. No hay quién las arranque de casa de la iaia Lola. He llegado y estaba todo lleno de restos de galletas saladas, fideos, macarrones... habían estado jugando a "cuinetas" (cocinitas) (traduzco por si alguien no entiende el catalán. Sé que hay gente de muchos países que están leyendo). Berta seguro se ha puesto hasta las orejas de pasta cruda, galletas y chuches (tenía trozos de platanito todavía por encima de la mesa).
Mi madre me explica una historia para no dormir. Es la leche.
L - Mira, te voy a explicar un caso que me ha pasado. Y se muere de la risa mientras me lo está explicando. Tanto que casi no puede contármelo.
M J - A ver, ¿qué ha pasado?
L - Pues que estaban dando unos dibujos que explicaba cuando se le caían los dientes, como se movían, como se les caía y como les volvían a salir... (me lo explica todo con gran detalle)
M J - ¿Y qué ha pasado?
L - Pues que me ha dado por decirle a la Berta: mira Berta (y con la lengua ha desplazado su dentadura postiza, levantándola (sin sacarse los dientes). Mira, se ha puesto a llorar y no había quien la parara. ¡Se ha pegado un susto!
M J - ¡Hombre mama! ¡Es que tienes unas cosas!
Mientras mi madre repetía la escena partida de la risa, la pobre Berta se la iba mirando con el ceño fruncido y le ha faltado una décima de segundo para arrancar a llorar de nuevo.
Para cambiar de tema digo:
M J - Que et fa la iaia, et dona sustus?
B - Tii
M J - Es que la iaia, té unes coses... (es que la iaia tiene unas cosas...)
A todo esto mi madre seguía con su particular ataque de risa que se moría...
Para salir de casa de mi madre, amenazas, contar hasta cinco para que se pusiera Júlia la chaqueta...
Llegamos a casa tardísimo, a las 20:15 h y se me enciende la bombilla que tengo que ir a Caprabo a comprarme mi fiambre de pavo para la cena y kiwis amarillos para el desayuno. Me los como, como si fueran agua. Mi segundo desayuno consta de 4 kiwis y una manzana pequeña, si no es imposible aguantar hasta las 16 h o 16:15 h que llego a casa.
Voy como un rayo al Caprabo y cuando regreso me incorporo a la tarea de los baños.
Cenamos y como cada día, pelea con Berta para que cene. Jordi cabreado, porque siempre se deja la cena en el plato. Pero como quieres que coma la criatura si se ha puesto hasta las cejas en casa de mi madre.
Júlia saca el drac (dragón) que lleva dentro y empieza a luchar con su padre, que se está cepillando los dientes y en uno de los golpes ha tenido la puntería de darle en sus partes nobles, y ya tenemos al papa derrotado por los suelos. Le ha hecho un daño impresionante. Ha estado arrodillado un buen rato. Y es que esta Júlia, tiene mucha practica en jugar a luchas con sus amiguitos del cole, que son muy brutos (son niños, que se le va a hacer, no va a ser menos ella).
Se ha ido a cantar y hoy hemos explicado el cuento de "La ratita presumida". Y después hemos tenido una sorprendente conversación Julieta y yo. Me ha explicado muchas cosas del cole. Que L. no quiere jugar con ella. Entonces le he empezado a preguntar con quien juega, si juega con E. y me dice que a E. la cuida mucho porque una vez "la Montserrat a P3 (maestra que tuvo en P3) le dijo que tenía que cuidarla mucho" y sigue haciéndolo. Juega con muchas niñas, pero su orgullo no la deja vivir, porque L. no quiere jugar con ella y dice que ella "no nasita cumpanyia per jugar, sobretot per fer sorra fineta" (no necesita compañía para jugar, sobre todo para hacer tierra fina).
Les canto el luralá y les digo las palabras de cada día y cuando les voy a dar el beso y decirles que las quiero mucho, se lo doy primero a Júlia y después a Berta, con la puntería de apoyar la mano en el Gusi Luz escandaloso, que se le ha empezado a poner la cara roja intermitente y sonar la música a toda pastilla. Me he pegado un susto de mil demonios. Por suerte no se han despertado.
Cuando ha salido, me he puesto a terminar el cuadro y escribir unas palabrillas en el blog y otro día más se me han hecho las 2:30 h de la madrugada. Voy a enchufarme el mp4, que todavía tengo que hacer la meditación diaria...

El cuadro, lo prometido es deuda

Ya no lo toco más, porque cada vez que lo toco es para joderlo. Así se queda. No es que me encante pintar toros, pero como ya sabéis, fue un sueño y esa voz del más allá me dijo que tenía que pintar un toro. Ya me dejaréis vuestros comentarios. 
Por cierto, el titulo del cuadro: "Ese toro enamorado de la luna"
Subtitulo (por Jordi): "La noche me confunde los colores" (es que estaba mejor al principio, antes de retocar la dichosa cara del toro), pero ya no lo toco más o la seguiré cagando.

Miércoles 19 de Enero de 2011

Ayer por fin fui a la visita de uno de uno de los clientes superperseguidos. Fue rápida e interesantísima. Me pidió mucha información acerca de productos en los cuales estaba interesada. Me fue muy bien.
Después tenía que ir a Hacienda porque quería cerciorarme qué papeles tenía que llevar exactamente para cerrar definitivamente el tema de mi empresa.
Como había sido asidua a la Administración de Hacienda de Sant Cugat, porque el año pasado y el anterior, sufrí acoso y derribo por parte de ellos (yo creo que una de las razones de peso para cerrar la empresa es que me tenían aburrida ya), me hice amiga de la chica de seguridad.
Cuando me vio entrar, se quedó alucinada de lo que me había adelgazado, del corte de pelo, del cambio de look en la ropa... me dijo algo muy bonito: "¿Otra vez por aquí? (esto no, lo que me dijo a continuación) estás... estás... estás impresionante. ¡Vaya cambio! Estás, no sé, que buen rollo, desprendes... mucha luz"
Me encantó (y a quien no le amarga un dulce); llenó hasta los topes mi vaso de la autoestima. Total que nos enrollamos a hablar, nos intercambiamos los correos electrónicos, le dí la dirección del blog para que esté al día de mis andaduras y teníamos bastante cosas en común. Quien sabe si es el principio de una bonita amistad. Si lees esto "poxo" (es su mote del correo), que sepas que me encantó compartir ese rato contigo. Estuve más tiempo hablando con ella que en las dos ventanillas por las que tuve que pasar, porque fue llegar y atenderme, por suerte (como siempre) no encontré esas largas colas de las que la gente suele quejarse.
De ahí me fui al trabajo, llamadas para concertar visitas y búsqueda de nuevas empresas a las que atacar. Aire fresco, para dejar descansar a los de mi base de datos.
Esto de Internet es un gran avance pero es un gran peligro. Me puse a buscar en Sant Google quetodolosabe, quien era el Director de Marketing de una empresa de Cosméticos y me salió todo: quien era el Director de Marketing con nombre y sus dos apellidos, su perfil en facebook, el perfil de linkedln y su blog. Ahora juego con ventaja, ya sé a quien voy a visitar; sé toda su vida y su trayectoría laboral. Sus hobbies, si tengo tiempo le diré que me encanta lo mismo que a el, a ver si me lo camelo y me entra de cliente.
Con la movida que hay ahora con el tema de Wikileaks, no me extraña que se quieran merendar al tipo ese que la ha fundado. Creo que no estamos preparados para esto de la red. Avanza muy deprisa y no da tiempo a adaptarse. Yo creo que estoy bastante desactualizada y eso que estoy cada día con esto de Intenet... no me da tiempo a ponerme al día. Por ejemplo con el twiter, es que no me entero y a veces por no saber donde te metes, prefiero no meterme (aunque tengo que confesar que me abrí una cuenta y no lo he usado, no tengo tiempo de ponerme a investigar).
Miércoles, día de música y de correr. Recogí a las nenas, bajé con el coche por la calle de mi madre (que me esperaba en la calle), descargué a Berta y me fui a llevar a Júlia a la escuela de música. Me fui a tomar un café y para hacer tiempo me fui a la biblio y tuve tiempo de conectarme diez minutillos a internet. Vuelvo a estar enganchada, ¡qué se le va a hacer!
A la salida de música, a recoger a Berta a casa de mi madre y para casa, a la rutina diaria de los baños, las cenas y demás. Yo me fui a cantar, que tocaba Gospel.
Ayer vino gente nueva, una amiga mía y un amigo de la amiga y un señor, amigo de una compañera R.M.
Cuando llegué a casa no encendí el ordenador porque sé el peligro que eso conlleva y me puse a pintar a ver si acababa el cuadro de mi compañero de Gospel, al mismo tiempo que hablaba con Andrea por teléfono. Ayer récord: 112 minutos, 43 segundos. Menos mal que no pago las llamadas de teléfono, están incluidas en la tarifa plana de ono. Me fui a dormir a las tantas, creo que eran las 2:30 h y por lo visto Berta tenía pesadillas y no había manera que se durmiera. Estaba inquieta.
Cuando me metí en la cama, me puse mi mp4 para escuchar mi meditación diaria y no había manera. Una de las veces, me dio un susto de muerte porque con los auriculares puestos no la oí y encendió la luz de golpe. Vaya bote pegué de la cama. Me decia que "amí a mama" (a dormir amb la mama) y señalaba con seguridad y aplomo la cama. La metí en la cama, enmedio de los dos y la tapé. Pero es que esta niña no le gusta estar tapada, no lo soporta y se destapa siempre. Al principio aguantaba, pero conforme iban pasando los minutos ella iba moviendo los pies para deshacerse del nórdico. Yo tenía un frío que me pelaba y la niña quitando el edredón. Al final aburrida ella, se salío de la cama y me dijo "amí allá" (a dormir allá, señalando su habitación). Vuelta a levantarme. Me levanté como unas cinco veces. ¡Vaya caca de meditación que hice! Al final se durmió, me metí en la cama, me enchufé el mp4 y me quedé dormida escuchando esa voz lenta y profunda.

jueves, enero 20, 2011

Masajes brasileños -3

Seguimiento de mis masajes brasileños. Tercera sesión y mi amiga Vera me está poniendo a tono. Mi cuerpo está mucho más esculpido, se nota trabajado; la barriga que antes colgaba un poco, debido al exceso de peso y los dos embarazos, ya está más tersa y ¡más plana! Hacía tanto tiempo que no me veía tan plana, tendría que remontarme...dejarme pensar... ¿cuando tenía 12 años? Voy camino de los 37, así que debe hacer como unos 24 años que no me veía tan plana (aún queda pero todo se andará, que sólo llevo tres sesiones)
Las piernas están mucho más esculpidas y me las veo delgadas (en comparación a como estaban antes). El culo, uf el culo, me lo noto trabajado. Este está siendo mi punto débil, el nervio ciático, cada vez me duele menos, pero tengo unas agujetas que no puedo con ellas. Pero, está más levantado, ya no me cuelga tanto, tendré que hacer la prueba del boli. 
La prueba del boli para saber si tienes el culo caído o no, es ponerte un boli justo en el cachete por el centro. Si el boli, se cae: tienes el culo tieso y estupendo. Si el boli se aguanta, es que lo tienes caído.
Me estuvo trabajando mucho la barriga y me impresionó notar una burbuja enorme de gases que iban deslizándose por mis tripas hacía el exterior. Por suerte no salió ninguna ventosidad. Ella me iba diciendo que relajara la barriga, pero yo estaba en guardia por si el gas me gastaba una mala pasada. Finalmente no fue así. Las caderas están empezando a estar muy esculpidas y efectivamente Aretha, de momento puedo constatar que poco a poco, los bultos del culete van desapareciendo. Me estoy quedando alucinada.
En navidad me había quedado en un peso de 59.9 Kg, me vino la menstruación (la roja en adelante) y como siempre por la maldita retención de líquidos se aposentó de nuevo en mi cuerpo 1,5 kg. 
Llevo tres días increíbles, por fin he adelgazado 2 kg en estos tres días, gracias en parte al masaje de Vera y que la calçotada del domingo me sentó divinamente. Ahora he alcanzado nuevo récord de peso: 59,4 kg, ya me quedan menos para los 55 kg que me he propuesto como meta. Y el sábado, de nuevo masajito. Ya os contaré.

miércoles, enero 19, 2011

Vaya cuelgue

Ayer fui a un cliente a poner unos adhesivos y llevaba un vaporizador con alcohol de quemar. Cuando me monté en el coche, abrí el maletero para dejarlo dentro y pensé: "no, lo pongo delante por si se derrama" y así lo controlo.
Lo puse delante y enseguida noté el olor del alcohol de quemar con un toque de fragancia a disolvente, pero pensé que era porque lo había estado utilizando y tenía el olor impregnado en mi nariz.
Cuando llegué al despacho y lo cogí, ¡el maldito vaporizador estaba vacío! Se había vaciado completamente en las alfombras de mi coche, justo la de debajo de mi asiento. ¡Qué peste a alcohol de quemar! Y lo peor no es eso, es el cuelgue que origina. A ver si se evapora pronto, ¡por Diós!

lunes, enero 17, 2011

Feliz semana

Ayer no me cargaba el vídeo que preparamos para desearos una feliz semana a todos, llena de energía, a ver si hoy consigo cargar el video...
video

Misión cumplida, que tengáis una semana llena de energía positiva y que seáis muy felices. 
Besos,
M J, Júlia y Berta (y Jordi, que es el que graba el vídeo)

Lunes

Me encanta mi trabajo. Me permite ir de aquí para allá, disfrutar del paisaje de la calle; porque como dirían algunos, me paso el día haciendo la calle. Pero no en el mal sentido. Soy comercial y eso conlleva, estar en la calle visitando clientes.
Esta mañana tenía una visita en Barcelona, en el barrio del Born, al final de la calle Montcada. 
Dejo a Júlia en el cole y voy para allí. B30, Ronda Litoral salida 22. Cuando llego a Barcelona,ya a la luz del día y cuando por fin los ojos se me habían despegado veo con horror tres pelos en mi barbilla.
Os voy a revelar uno de mis secretos (ahora ya no es un secreto, lo era hasta ahora); mi coche, amigo inseparable en mi día a día esconde en su cenicero uno de los objetos imprescindibles en la vida de una mujer: las pinzas de depilar. ¿Qué os habíais pensado?
Bien, con la luz de casa muchas veces no se ven, pero en el espejo del coche se ven de maravilla, sobre todo si te da el sol.
Deseando de pillar un semáforo en rojo para sacarme los tres malditos pelos. Normalmente intento ponerme entre los coches para que los conductores de al lado no me vean sacarme los pelos, a lo sumo, que me vea el de delante con el retrovisor.
Abro el cenicero, saco las pinzas ¡y qué ven mis ojos! Mis ojos acaban de cerciorarse de que en el coche de al lado está Carles Puyol del FC Barcelona. Tiene su gracia en persona. Por supuesto tiré las pinzas de nuevo a su escondite y disfruté del paisaje un buen rato, hasta que tuve que girar en la calle Princesa para meterme en el parking.
Cuando salí de la visita, me fui al Boulevard Rosa a buscar mi chaqueta que ya está arreglada que mi amiga C. me sacó a la calle porque era imposible aparcar el coche y me esperó en Valencia con Paseo de Gracia y literalmente me la tiró dentro del coche por la ventanilla.
Mis zonas favoritas de Barcelona son el Paseo de Gracia, la Diagonal, aunque hay otras zonas que también me gustan mucho; creo que en general Barcelona es una de mis ciudades favoritas, después de Londres, of course!
Me maravilla subir por Paseo de Gracia y poder admirar La casa Batlló y la Pedrera, son impresionantes. Este Gaudí era la leche. Qué lástima que acabara como acabó el pobre, atropellado por un tranvía.
Después de recoger la chaqueta me he ido al despacho, he realizado llamadas y concertado visitas y a última hora (15:30 h mi hora de plegar para ser exactos) marrón. Y los jefes no estaban y me he largado de la empresa a las 15:55 h, con lo cual he llegado super tarde a casa a comer, super tarde al cole, super tarde a la guardería y Berta no se quería marchar ni arrastras. 
Hemos ido al parque un ratito que estaban E. y P. y tampoco he podido socializar mucho, porque Berta me llevaba para arriba y para abajo, Júlia ya juega solita con sus amigos y la verdad es que es un alivio. Tengo unas ganas de que ya juegue un poco más a su aire. Aunque ahora que pienso, la pobre, nunca juega con sus amigos, porque siempre vamos con los amigos de Júlia. Esto va a ser difícil, porque ¿cómo se lo montan las demás mamas para que sus hijos jueguen con sus amigos equitativamente? Qué lío. Bueno lo iré visualizando y cuando llegue el momento ya veremos, o si alguien tiene una idea que me la cuente.
Después a casa, porque tenía un frío que me moría. No cogí la chaqueta y me estaba quedando pajarito. Llegamos a casa, les puse una peli de la Barbie y me dediqué a pasar un ratito el aspirador por todo el piso, que ayer no me dió tiempo, hasta la hora de los baños, las cenas, los cuentos, los luralás y los masajitos en los pies de las niñas para que se duerman.
Hoy Julieta ha estado muy bien toda la tarde, pero en cuanto ha entrado su padre por la puerta ya se ha puesto rebelde. ¡Hay qué ver que edad más difícil! Esta mañana he hablado con la maestra para ver si podíamos quedar y me da alguna pista sobre los niños de 4-5 años. El ginecólogo ya me avisó cuando nació. Después de coser me dijo que se había dejado el manual dentro y que ya no había manera alguna de conseguirlo. Así que un poco de aquí y un poco de allá y bastante de cosecha propia y hasta a veces un poco de Super Nany, vamos educando a nuestros hijos. Difícil tarea, porque lo hagas como lo hagas, siempre lo vas a hacer mal. Es difícil, pero espero no morir en el intento.
Por cierto hay una cosa que no entiendo. Haces la dieta a rajatabla sin pasarte ni un milímetro y no sólo no pierdes ni un gramo, al contrario te engordas 100 o 200 grs. Me pongo hasta el culo de calçots con salsa (sin pan), Coca - Cola y un resto de Trinaranjus, café y un trocito de turrón de almendra blando y cuando hoy me peso, he adelgazado 700 grs. No entiendo, pero ya me va bien.

Domingo

Continuamos con la limpieza, pero a comer a casa de la iaia Paquita. Hemos hecho una calçotada. ¡Qué buenos los calçots!
Me he llevado mis pinturas y he empezado a pintar el cuadro del toro que tenía ya planteado. Es gracioso el nombre, se llama: "Ese toro enamorado de la luna" Espero que le guste a nuestro querido compañero de gospel. Por lo menos lo estoy haciendo con mucho, mucho amor. Hacía tanto tiempo que no pintaba... cuando lo acabe os pongo una fotillo, no quiero revelar el misterio del cuadro por si R me lee. Por cierto, besos R.

Sábado

Sábado por la mañana. Peluquería y después masajito brasileño.
Segunda sesión y ya empiezo a ver resultados, donde antes colgaba barriga ya no cuelga tanto. De cintura para arriba está todo más duro, ya no está tan fofo y ya se empieza a ver más moldeada la cintura. Mis únicos pantalones que me iban bien, ya me empiezan a hacer bolsas, cual cosa quiere decir que necesito ir urgentemente a comprarme pantalones, uno o dos cómo mínimo.
Las piernas también empiezan a verse más esculpidas y las carnes flojas de las caderas y de debajo del culo empiezan a estar más para arriba. Se están poniendo en su sitio. Estos masajes son mágicos. Vera es mágica.
También me hizo masaje facial (linfático), me puso mascarilla de arcilla verde. Me estiró toda la cara. Mis bolsas, ojeras han desaparecido. Y las arrugas del contorno de ojos habían desaparecido. Cuando me vi en el espejo y vi la mitad de la cara trabajada y la otra mitad no, aluciné. Esta Vera tiene manos de ángel.
Qué sábado más relajado (por la mañana) por la tarde a limpiar...

Mis chaquetas, lila, negra y marrón

Ahí van mis chaquetas. Son básicas de fondo de armario, pero me encantan...



viernes, enero 14, 2011

SUERTE, SUERTE

Sí, si y siiiiiiii. Definitivamente hoy es mi día de suerte.
Visitas concertadas:
Cliente número 1. Tiempo de persecución: desde el 28 de Junio de 2010. Visita el próximo martes
Cliente número 2. Tiempo de persecución: desde el 26 de Mayo de 2010. Visita el próximo miércoles
Cliente número 3. Tiempo de persecución: desde el 10 de Junio de 2010. Visita el próximo día 26-1-2011.
Cliente número 4. Tiempo de persecución: desde el 7 de Octubre de 2010. Consigo hablar con ella y la semana que viene le tengo que llamar para quedar. Bravooooooooooooooooo. Gracias y gracias.

Muy buena suerte

Dice mi horóscopo que hoy va a ser un día en el que voy a tener muy buena suerte. Ya la estoy teniendo, con las chaquetas he triunfado como el avecrem.

Chaqueta negra (y marrón)

9:55 h, centro comercial cerrado. Mientras abren llamo a pelu para pedir hora mañana: baño de color y corte de pelo. 
10:00 h abren centro comercial. Corro a la Benetton.
10:02 h cojo la chaqueta negra, talla M y al lado está la misma en marrón. Las cojo talla M y talla L. Me quedo la talla M.
10:15 h No sólo tengo la chaqueta negra, también tengo la marrón en mi poder.
Me voy a trabajar que hoy de buena mañana, ya he triunfado. Gracias, gracias y gracias.

jueves, enero 13, 2011

Señales

Lo de hoy ha sido la gota que ha colmado el vaso y tengo que poner especial atención con mi coche. Ayer me di un golpe que me arranqué la uña de cuajo. En otro momento que abrí la puerta también me dí otro golpe en un dedo, esta vez sin víctimas, pero lo de hoy no tiene nombre.
Llego a casa a las 16:00 h, me bajo del coche en un brazo mi super bolso de Diktons y en la otra llevaba las dos agendas, la de este año y la del pasado (básico para mi memoria), la libreta donde apunto las cosas en las visitas y el libro del Poder. Todo esto cogido con una mano, llevaba el brazo doblado, codo por delante y me he pegado un golpe impresionante en el codo con el retrovisor, en todo el hueso que a mi tendinitis le ha venido de fábula. He visto las estrellas con sus constelaciones y me he elevado al más bello Universo. ¡Joder que daño! Se me ha quedado el brazo destrozado.
He llegado a casa, he soltado todo lo que llevaba a cuestas y he comido. Me he ido a buscar a las niñas y las he llevado a casa de mi madre porque hoy tenía médico. Que me hiciera un seguimiento de la gripe, me he informado para dejar de fumar (tema profundo), para hacerme un análisis (por la gran cantidad de kilos perdidos. Se ha quedado alucinado el médico cuando me ha visto) y de paso me ha visto el codo. Dice que no tengo nada roto, que ha sido el golpe, ni me han hecho radiografía siquiera. Que me ponga frío, ibuprofeno y voltaren gel. Lo tengo hinhado y un peazo de morado. Me duele mucho.
Tantos golpes con el coche son una señal, ¿querrá decir que tengo que tener especial prudencia cuando conduzo? Por si acaso, iré con cien mil ojos y prudencia, prudencia.

Chaqueta negra

El domingo me fui de rebajas al Centro Comercial. Me quería comprar unas camisas en la Benetton. No triunfé nada. Tuve una chaqueta negra en las manos (el mismo modelo de la chaqueta lila). Dudé entre comprármela o no comprármela. Miré la cola que había en la caja y me dió una pereza increíble. No me la compré y desde entonces estoy obsesionada con la chaqueta negra, porque hoy voy vestida de gris y me hubiese ido de perlas. La chaqueta lila también queda bien, pero está mojada y tendida. Por suerte, mañana voy a una visita a una empresa justo en frente del Centro Comercial Sant Cugat, ¿y dónde me voy a escapar después en cinco minutos? Lo habéis adivinado: a comprarme la chaqueta negra. Espero que tengan y mi talla... No puedo vivir sin esa chaqueta, llevo desde el domingo visualizándome con ella puesta.
Tengo que darme otro garbeo por el Corte Inglés, que tengo que comprarle a Jordi unas camisas y me miraré unas para mi.

Aceite de Abedul

Este es el super aceite de abedul, se aplica cuando sales de la ducha y con el cuerpo mojado sin secarte, te secas el cuerpo después. Desde que lo conocí no puedo vivir sin el. Es obsesión, no concibo una ducha sin terminarla con su increíble olor y textura. Brutal. El precio va en función de dónde lo compres, en la parafarmacia donde yo lo compro, depende si tiene packs de 2 dónde hacen promoción (ahora no hay, las hay de cara al verano. Que yo lo encuentro absurdo, ya que es ahora cuando te has de preparar para el verano, no cuando tengamos el verano encima, pero bueno). El aceite que compré el martes me costó 18,75 €, no sé si es caro o barato, pero me encanta y me lo compro. Os dejo la web para que veáis que cantidad de productos tienen, me gusta mucho la cosmética natural, ¡que le voy a hacer!
http://www.weleda.es

Martes y Miércoles

El martes no ha sido un mal día. Corriendo como siempre pero más tranquila. Los martes Júlia va a natación lo que me da quince minutos de margen, que eso es mucho, porque no tengo que comer tan rápido.
He ido a recoger a Berta a la guardería  y lo primero que hace es irse directamente a mi bolso, escarbar en el y me dice "atuut" (batut). Cada día para la merienda, le llevo un batido a Júlia y otro para Berta y ella nunca lo quiere porque ya ha merendado en la guardería. Hoy no le he llevado. Ley de Murphy. Hoy quería batido.
Nos vamos de la guardería y le digo que vamos a comprar un "batut" y de paso voy a la parafarmacia a buscar mi aceite a abedul que se me había acabado. Este aceite es genial, es de la casa weleda, es un anticelulítico reductor excelente y además de natural, huele increíblemente bien. Batido y aceite en mano nos hemos ido a casa y mientras le he enchufado La Casa de Mickey Mouse, me he metido en la ducha y me he dado una ducha con agua ardiendo que me encanta. Tiempo justo para ir a buscar a Júlia al cole.
Hace mucho tiempo que me ronda por la cabeza escribir un libro y cuentos para niños. O mejor una idea que tengo que no voy a revelar aquí para que no me la quiten. Mientras esperamos el autobús, me encuentro con varias mamas y papas que vamos a recoger a los peques. Comentamos que si "feliz año", "¿qué tal las vacaciones?" etc y las respuesta siempre la misma "he acabado hasta el moño", "tenía unas ganas de que empezara el cole impresionantes"... etc... veo que no soy la única que acabó desquiciada de las vacaciones de navidad. Y dentro de nada la maldita semana blanca a un mes escaso de las vacaciones de semana santa. No me lo quiero ni imaginar.
Me pongo a hablar con otra mama, que había hecho unas entrevistas de trabajo en Diciembre y me dice que al final nada, (ella se dedica al Marketing), hablamos de temas varios, de coaching, de la ley de atracción (mi tema favorito), etc, le comento lo de los cuentos y que me dice ella:
- Pues cuando tengas algo planteado me lo dices, que te presentaré una amiga que precisamente es editora de cuentos para niños.
¡No me lo puedo creer! ¡Ya tengo editora para mis cuentos! La ley es infalible. Me encanta. Como no va a ser mi tema favorito, si hago magia.
Nos vamos a casa hacemos los baños a trancas y barrancas, porque Júlia a venido bien, pero en cuestión de cinco minutos se le ha girado la luna.
Acabo con los baños, ceno como los pavos y me voy corriendo a casa de Vera, me espera mi primer masaje brasileño.
Vera me dice que el primer día hace daño y que al día siguiente tendré como agujetas, ya que los masajes que hace son como una especie de gimnasia pasiva y lo mueve todo. "Seguramente mañana tendrás todo el cuerpo dolorido. Es normal."
Me pilló el nervio ciatico, que estaba dormido he hizo unas presiones. Vi las estrellas. Que dolor. Y la muy cachonda me iba diciendo: 
V - ¿Pero tú no querías un culo brasileño? Pues para lucir, hay que sufrir.
Joder que daño me hizo. No es que tuviera una contractura en la espalda, tenía una espalda en la contractura. Me clavó el codo unas cuantas veces. Me hizo masaje desde la punta de los pies a la punta de la cabeza. Luego me hizo un masaje facial (masaje linfático) que me relajó muchísimo. Me quedé hecha un pajarito y me fui a mi casa. Salí de allí a las 23:00 h y super relajada.
La verdad es que estoy deseando que llegue el sábado para mi segundo masaje. Ya desde el primero se ven resultados. Son impresionantes.
El miércoles por la mañana no podía levantarme de la cama. Menuda paliza que me pegó Vera. Me dolía todo el cuerpo y como me había estado trasteando las cervicales también, me dolían un montón y tenía un ligero dolor de cabeza.
Me vestí y hoy escogí mi colgante con el corazón de cuarzo rosa. Estoy trabajando el amor incondicional. Es la base de la Ley de la Atracción; una mama del cole hace collares y pulseras y me hizo uno al gusto, con un corazón de piedra (cuarzo rosa) y lila, muy chulo, (en otro momento le haré una foto y os lo cuelgo). Me lo pongo y doy las gracias porque voy a tener un magnífico día.
Llevo a Júlia al cole. Cuando vuelvo al coche, abro la puerta y me doy un golpe horrible en el dedo y ademas del daño me he arrancado de cuajo la uña, ¡qué daño!. 
No hay problema. Uña a tomar por culo. Voy a coger el navegador para poner la dirección de la visita a dónde iba esta mañana y  ¿dónde está el navegador? ¡¿Dónde está el navegador?! Llamo por teléfono a Jordi para preguntarle donde está y me dice que está en el coche. Debajo de mi asiento no está. Me bajo del coche, le doy la vuelta y miro a ver si está debajo del sillón del copiloto, ya que desde mi asiento no veo bien. Rien de rien. No está. "Está en casa", me dice. Le digo que me parece que no, que baje a su coche y que lo mire. Si no lo tiene iré a casa. Me vuelve a llamar. Tiene el maldito navegador en el coche. ¡Si lo sabía yo!
No me pongo nerviosa. No me puedo poner nerviosa. Vera me dijo que tengo que aprender a relajarme y que no me encoja. Tengo todos los músculos encogidos por lo tensa que me pongo. Además llevo mi cuarzo rosa que me da serenidad y me calma.
Menos mal que me miré la dirección en el google maps y la verdad que es bastante fácil ir hasta allí. Me voy a Barcelona y llego a las 9:35 h. Genial. Hasta las 10:30 h que tengo la visita, me puedo tomar un café tranquilamente y escribir en mi libro de la gratitud.
¡Y una caca de la vaca! No hay aparcamiento. Doy vueltas y más vueltas. Veo que sale un coche de un aparcamiento y me digo que esta es la mía. Cuando aparco el coche, me doy cuenta de que es un aparcamiento sospechoso, creo que ahí no se puede aparcar. Lo dejo un momento. Cruzo la calle y entro en un bar a preguntarle al camarero si sabe si ahí se puede aparcar. El señor del bar es un chino que me dice: "no, está plohibido apalcal ahí". En efecto, cuando voy hacia el coche, veo que el suelo está lleno de pegatinas triangulares de color verde fluorescente de la guardia urbana. Desesperada, al cabo de 45 minutos, vuelvo a llamar a Jordi, para que me mire si hay algún parking por la zona. Ni uno solo. Hoy la Ley de la atracción me está dando esquinazo, primero la uña y el navegador y ahora el aparcamiento. Al final, me concentro, me pongo seria, le pido un aparcamiento al universo. Automáticamente al otro lado de la calle Marina sale un coche de un aparcamiento de zona verde, pero estoy en el otro lado y tengo que ir a dar la vuelta a la rotonda y además hay semáforos en la rotonda. Todos los semáforos en rojo, pero yo sé que me está esperando el aparcamiento. Y así fue. Había un autobús justo que lo ocultaba, lo estaba ocultando para mí, me puse delante del autobús y aparqué el coche. Ya eran las 10:25 h. Por suerte no llegué tarde a la visita, que por cierto me ha ido bastante bien y podría ser interesante.
Mi dolor de cabeza va "in crecendo" y además me estoy haciendo un pis que no me aguanto ya. No fui antes de la visita porque si me entretenía, llegaba tarde.
Llego al coche, cojo mi libro de la gratitud y entro a un bar a tomarme un café y escribir mi larga lista de agradecimientos. Lo curioso del caso es que con todo lo que me ha pasado antes de las 11 h de la mañana, estoy completamente calmada, no me he puesto nerviosa, no me he encogido ¿será el cuarzo rosa del amor incondicional?
De camino al despacho voy cantando como las locas y aunque me duele la cabeza me relaja bastante. Mientras canto me voy mentalizando y visualizando tranquila, relajada. Llego al despacho, aparco en la puerta, me tomo un ibuprofeno y me pongo a llamar como una loca, mientras reviso el correo electrónico, el facebook, me leo el horóscopo etc... mientras hablo por teléfono voy haciendo.
Hoy he conseguido concertar unas cuantas visitas. Bravo. La ley se ha vuelto a poner de mi lado. Genial.
Los miércoles me toca correr, por que a las 17:15 h entra Julieta en música. La recojo en el cole, vamos a recoger a Berta. Las cargo en el coche y nos vamos para música. Aparcamiento en la escuela de música. Bien. Vamos a la biblioteca que tenía que haber devuelto hace ya unos días un dvd de técnicas de meditación  y para prorrogar unos cds de musicales que cogí. El chico guapetón que me atiende me dice exclamando:
CG- ¡Huy! ¡Tienes 40 puntos!
Yo - ¿Y eso qué significa?
CG - Pues que si llegas a 50 puntos tienes quince días de penalización y si llegas a 80 puntos tienes 45 días de penalización y además te retiramos el derecho al carnet de la biblioteca.
Yo - ¿Cómo? ¿Me lo puedes explicar otra vez, que no lo he entendido?
No entendía nada. No tenía ni idea de que si te retrasabas te ponían puntos y hasta te retiraban el carnet. 
CG - ¿No has recibido los e-mails avisándote?
Yo - Es que no abro el correo todos los días (mentira y podrida, los vi, pero no hice caso porque pensé que no ponían puntos y pensé que no pasaba nada, además creí que no se podían contestar los correos porque pensé que los enviaba un servidor).
CG - Te borro entonces de avisarte por correo electrónico.
Yo - No, no me borres que a partir de ahora los miraré cada día.
CG - Vale, vale. Me renueva los cd's y me dice, hasta el 11 de febrero y esta vez acuérdate.
Yo - Es que como no hemos venido a música, las vacaciones, que hemos estado enfermas... 
Le he metido un rollo del tres pares de narices.
De ahí hemos ido a comprar agua al super del Mercado Municipal porque me moría de la sed y después hemos vuelto a la biblioteca a mirar cuentos con Berta mientras hacíamos tiempo para ir a buscar a Júlia. Cuando hemos salido y las he montado en el coche, a Berta le había desaparecido el chupe. Vuelta otra vez a  la escuela de música a buscarlo y no lo hemos encontrado por ningún sitio. No estaba en el carrito.Hasta que al final me ha dado por mirar en la red que lleva abajo como cestita y ahí estaba. Las monto en el coche y Júlia se ha quedado dormida. Llegamos a casa, la saco del coche la siento en el cochecito y sigue durmiendo. Entramos en casa y sigue durmiendo. Le pongo el Mickey a Berta que me lo pide y Julieta sigue durmiendo. Mientras voy haciendo cosas, llega mi madre. Le comento que el otro día vi una idea genial en Facebook. Unos han montado una tienda en facebook de cosas hechas de punto, gorros, bufandas, sombreros, etc, pero con diseños actualizados y es una idea genial. Le digo que podríamos montar una tienda con sus cosas de increíbles que hace de encaje de bolillos y ganchillo y además ahora le ha dado por hacer collares, pulseras, gargantillas... se le ilumina la cara. Vamos a ver si montamos una tienda en facebook con sus labores y se saca unos dinerillos extras...
Al final tenemos que despertar a Júlia porque es la hora del baño y hoy me toca gospel en Sant Cugat. ¡Qué ganas tenía ya de volver a cantar!
Por fin le hemos puesto nombre al grupo, después de dos años, antes se llamaba Cor de Gospel Collserola, porque era la coral de mamas del cole, el Collserola, pero hemos decidido ampliar la búsqueda de gente y abrirlo a gente de fuera del colegio, porque se a borrado mucha gente y las que vienen nuevas no se siguen animando. Total que hemos decidido cambiar el nombre a un nombre con más gancho y hacer unas acciones de Marketing (perfil de facebook, llamada en la radio, anuncio en el Tot Sant Cugat, etc..), lo que haga falta para que venga más gente a cantar. Nuestro nombre es: Gospel Soul Singers (se me ocurrió a mi) (almas de gospel cantantes). Hay que ver que mal suena en castellano y lo bien que suena en inglés. A ver si se anima la gente a cantar con nosotros y si alguna o alguno se anima y le pilla cerca Sant Cugat que me deje algún comentario y le digo como hacerlo.

martes, enero 11, 2011

MP4 y masajes brasileños

Finalmente ya he decidido que voy a hacer con el dinero que me dio mi madre para Reyes. Me he comprado un mp4 muy chulo, que me hacía falta para poder escuchar y hacer las meditaciones en la cama y poder quedarme dormida sin problemas. Hasta entonces no podía hacerlas bien, porque mi sillón del despacho es genial para una siesta, pero no para dormir toda la noche. Y con el resto los voy a emplear en masajes brasileños que hace mi hermana gospeliana Vera. Ella es brasileña y hace unos masajes alucinantes. Combina varias técnicas: drenaje linfático, técnicas de cavitación (manual), masaje muscular (te pone los músculos en su sitio), reafirmante, reiki, etc... por lo visto reduces tallas en pocas sesiones. Me van a ir estupendamente para poner mis carnes en su sitio, después de perder tanto peso. Desde que tuve a Berta (2 años y 4 meses) ya son 26 kg y mi piel de chicle necesita un meneíto.
Empiezo mañana. ¡Qué ganas tengo! Se me va a hacer eterno hasta mañana a las 21:15 h que tengo hora en su casa.
Mi mp4:(los botones se parecen a Doodles - la casa de Mickey Mouse) (Hay que ver que estropeada que estoy, mezclando ficción y realidad. Me voy a meditar a ver si se me pasa)


De vuelta al trabajo y a la rutina, con mi chaqueta lila

Esta mañana nos ha costado una vida levantarnos. Después de tantos días de vacaciones por fin volvemos a la normalidad. Y a llegar tarde al cole. Me he pasado un tiempo interminable buscando la agenda del cole de Júlia y después la mochila nueva que se ha pasado desde el día de Reyes por el medio y a la hora de hacerla servir no aparecía por ningún sitio. Al final Julieta la ha encontrado.
Esta mañana no quería ir al cole de ninguna de las maneras. Ya no sabía que escusa poner, le dolía todo.
Al final hemos salido escopeteadas de casa y hemos llegado al cole.
Tenía que poner gasoil al coche que estaba seco y he llegado a tiempo, porque cuando me ha atendido la chica de la gasolinera ha colgado el cartel de "vuelvo en 5 minutos" y también habría llegado tarde al trabajo. He dado las gracias porque me ha atendido.
Ya de camino al trabajo, en el coche, iba dando las gracias por todo, me iba fijando en todo lo que ocurría a mi alrededor, nada de ser abducida por mis pensamientos y perderme todo eso que hay ahí fuera.
Son consejos que dan el en libro del Poder de Rhonda Byrne. Es increíble este libro. Es la segunda parte de El Secreto y aunque mis conocimientos adquiridos durante estos dos años que llevo estudiando y practicando la Ley de la Atracción, me han llevado a la conclusión de que cuanto más la estudias te das cuenta de que El Secreto es un libro muy comercial, donde no explica nada acerca de la Ley de la atracción, pero le estoy muy agradecida por haber despertado en mi el gusanillo y haberme llevado a estudiarla más en profundidad.
Pues bien, El Poder,que es la segunda parte, es más concreto y te explica bastante más como usar la Ley y cual es realmente el secreto de El Secreto.
El poder de hacer que la Ley de la Atracción funcione, es básicamente el amor y la gratitud. Y siempre me ha funcionado, pero ahora, gracias al Poder, estoy perfeccionando la técnica. Cuando quieres una cosa con todas tus ganas tienes que sentir mucho amor y gratitud hacia lo que quieres conseguir. Y aquí es cuando os voy a explicar la anécdota de la chaqueta lila que me trajeron los Reyes Magos.
Fui a la Benetton a comprar el regalo a mi hermano y a mi cuñada. Una camiseta para mi hermano y para ella no tenía ni idea. Estuve bastante rato por la tienda, miré todas las prendas que habían: jerseis, pantalones, faldas, bolsos, camisas, camisetas... no sabía que comprar. Me fui a una góndola donde habían muchos jerseis clásicos de punto y me los estuve mirando. Por el rabillo del ojo vi una chaqueta lila y pensé "¡Qué chaqueta más bonita!", la cogí, la desdoblé y sentí mucho amor por esa chaqueta y pensé que vendría a comprármela en las rebajas.
Pues bien, el amor hace milagros. Cuando entregamos los regalos de Reyes, ¡mi cuñada me había comprado la misma chaqueta, en el mismo color! Yo me quedé alucinada. Mi cuñada se partía de risa, diciéndome, es que siempre regalamos lo que nos gustaría que nos regalaran a nosotros. Yo no lo hice con esa intención. Yo sabía que ese estilo le gusta a mi cuñada y el lila es su color favorito. Compré el regalo con mucho amor y pensando en ella. Cuando vi la chaqueta pensé que era preciosa, que era su estilo y su color. Me enamoré de esa chaqueta y esa chaqueta ha venido a mi vida, instantáneamente.
Cuando me pasan estas cosas y otras muchas que no tienen explicación, pero que las hago conscientemente aplicando la Ley de la Atracción me doy cuenta del poder que la Ley tiene y cada día me ocurren pequeños milagros. Por eso estoy infinitamente agradecida al Universo y tengo una fe ciega en él. Me lo paso genial y una vez la entiendes, la practicas y consigues todo lo que quieres eres la reina del mambo. Eso sí, conlleva disciplina, perseverancia y fé sobre todo. Pero funciona, vaya si funciona.
Cuando he llegado a Molins de Rei, antes de llegar a la empresa he dado las gracias por el aparcamiento en la puerta y allí estaba esperándome mi aparcamiento en la puerta. Magia.
Ahora estoy con el enamoramiento de mis clientes. Si me enamoro de ellos tendré muchos. Y nada más llegar me ha llamado otro super cliente que hice en mayo pidiéndome un presupuesto que subía 14.000 €. No me lo podía creer. A las 9:30 h de la mañana un presupuesto de esas características. Y que ha pasado, que como no me lo podía creer no ha sido. Porque al final se lo imprimía la empresa que se lo tenía que imprimir. Si me lo hubiera creído, me lo habrían aceptado. Pero me da igual, estoy muy agradecida y sigo enamorada de este cliente, porque me ha llamado. Ha contado conmigo para pedir el presupuesto. Y así llegará a facturar muchísimo. Lo estoy poniendo en práctica, aunque ya lo hacía desde antes de leerme El Poder.
Es un libro muy motivador, lo aconsejo de todas todas.
Por la tarde he ido a recoger a las nenas al cole y la verdad es que estaban agotadas. El primer día después de tantos días de vacaciones cuesta.
Hemos llegado a casa, porque en cuanto se ha ido el sol se ha levantado un viento traicionero y hacía un frío impresionante.
Le he puesto la casa de Mickey Mouse a Berta mientras Júlia jugaba con el Cole de las Barriguitas y después se ha tragado una peli de la Barbie. Le han entrado ganas de ver la tele, ya que como le había puesto el Mickey a Berta, pues ella también tenía que ver la Barbie.
Con la Barbie, Berta se ha ido a la habitación de jugar y ha encontrado un bol de plástico con restos de palomitas de maiz de ayer (solo quedaban los granos de maiz) y les he hecho unas poquitas a la antigua usanza, en la sartén. Nada de microondas y me fascina como los granos de maiz seco se pueden convertir en las palomitas blancas. Como de un grano tan pequeño sale una palomita tan grande solo con el calor. Es alucinante.
He hecho limpieza en el correo electrónico, porque tenía un problema, no me entraban correos y no es para menos, tenía como 5280 correos en la bandeja de entrada y he borrado hasta dejarlos en 3183. Creo que tendría que borrar algunos más.
Hoy en el baño hemos estado cantando Oh when de Saints go marching in! Glory, glory to God, Ma Ma Ma Ma Ma Maria... y Berta llevaba perfectamente el ritmo, solo que chapoteando al compás en el agua y me ha puesto perdida de agua a mi y el suelo. Después les he hecho masaje y cosquillitas con la crema a las dos y después, la cena. Berta no ha cenado mucho; primero porque tenía más sueño que hambre y segundo porque había comido palomitas.
Jordi ha entrado a dormirla y hoy no ha tardado tanto. Estos días atrás, eran las 00 h y todavía estaba dando guerra, saliendo de la habitación, cantando, encendiendo la lámpara... hoy ha caído redonda, boca arriba y con las manos abiertas, como si se hubiera caído del piso de arriba.
Júlia ha tardado una eternidad en cenar. Le digo que es una lentorra y me dice que es que ella "ha de sopar molt a poc a poc per que li senti be el menjar" ¿será posible? Pero una cosa es cenar despacio y otra que se ha tirado por lo menos una hora para comerse medio plato de sopa, un trozo de pechuga (tamaño nugget) y media manzana pequeña. Menos mal que se ha lavado los dientes rápido.
Hoy me ha pedido el cuento de la Sirenita y cuando empiezo el cuento de la Sirenita, me dice que el que explican en ese cuento no le gusta (no es Disney) y que le explique el de la Cenicienta de Disney (menos mal, porque el dichoso cuento de la Sirenita del Gran Libro de los Cuentos, es más largo que un domingo sin dinero). Le leo el cuento con las entonaciones diferentes de cada personaje incluido el narrador y me dice que quiere dormirse encima mío. Hoy ha podido porque Berta estaba dormida. Normalmente si no está dormida la pequeña la tengo en brazos, entonces me dice que "allá" y me señala su cama. La dejo en su cama y entonces Júlia se viene encima mío y en cuanto Berta la ve encima mío entonces se viene ella también encima mío. No hacemos negocio porque es imposible que se duerman las dos encima mío y al final envío a cada una a su cama. Pero Berta, erre que erre se viene otra vez encima mío y al final la pobre Júlia tiene que dormirse en su cama y conformarse con que le haga masajes en los pies para dormirla. 
Hoy hemos tenido un día magnífico. Por la tarde ni se han discutido, ni enfadado ni nada por el estilo. Estaban agotadas. ¡Bendito cole, qué ganas tenía ya!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...