domingo, enero 08, 2012

Noche y día de Reyes Magos de Oriente

Después de esperar mucho, con las navidades y tanta fiesta, la recta final ha sido muuuuy larga sobre todo para las peques que cada día preguntaban cuando iban a venir los Reyes.
Berta muy convencida de que le iba a dar sus "pupes" (chupetes) al Rey negro. Yo no las tenía todas pero llegó el día y fuimos a comprar una bolsita dorada para meter su tesoro y entregárselo al Rey. Fue ella la que metió los chupestes en en saquito y no los soltó en toda la tarde, la carta en una mano y los pupes en la otra.
Cuando llegó el momento de entregar los chupetes ni se echó para atrás ni le dió miedo. Como una valiente lo entregó todo con una gran sonrisa en la cara. Este año ha vivido con intensidad la cabalgata de Reyes, estuvo toda la tarde super contenta y con una sonrisa en la cara espectacular y los ojos le brillaban como nunca. Júlia estuvo muy seria y concentrada durante toda la cabalgata, hasta que pasaron y entregó la carta. Luego ya le cambió la cara y también radiante. Creo que estaba preocupada por entregar la carta y cuando llegó a su destino ya se relajó.
No perdieron detalle y Berta por primera vez super feliz llenándose los bolsillos de caramelos. Hubiese dado lo que fuese por estar dentro de esas cabecitas, ¿qué pasaría por ellas?
Después para que quemaran un poco de adrenalina estuvieron saltando en los inflables y se lo pasaron pipa, tuvieron tiempo extra, ya que no había mucha gente y nosotros deseando que viniera el del silbato, porque hacía un aire y un frío del carajo y a mi aún me quedaba mucha faena.
Llegamos a casa y mientras preparábamos la cena, limpiaron los zapatos para ponerlos en la puerta, prepararon tres platitos con un nevadito en cada plato, uno para cada Rey Mago y tres tacitas de leche y la palangana llena de agua para que los camellos también pudiesen beber agua. 
Berta no durmió siesta y estaba agotada de todo el día y además con la tensión, los nervios y la emoción por lo visto no le sentó muy bien la comida del mediodía y por la noche no quiso cenar y al final vomitó. Me pidió el chupete pero le recordé que se lo había dado al Rey y se conformó.


Por la mañana se levantaron sobre las 8:30 h y el padre de las criaturas ya estaba levantado y me dijo que la cara de alucinadas no tuvo desperdicio. 
Salieron al Salón y cuando vieron el árbol vinieron corriendo a buscarme a la cama y yo que estaba muerta me tuve que levantar, porque estaban deseando abrir sus regalos y yo medio muerta de cansancio no me quedó más remedio que levantarme, es una mañana muy especial.
Berta no desayunó mucho, porque todavía no andaba muy fina del estómago y nos fuimos a hacer recorrido, fuimos a casa de la iaia Paquita y de la tata Rosana y después a casa de la iaia Lola.
Camino a casa de la iaia y la tata Berta estaba muy blanca de cara y fue llegar a casa y vomitó de nuevo. Demasiadas emociones. Sobre todo la de dar sus tesoros. 
Regalos y más regalos y llegamos a casa de mi madre y más regalos... estaba tan agotada y emocionada que le entró un sueño tremendo. Le dije que si quería dormir la siesta y me dijo que si "al llit de la iaia" y anda que no sabe nada esta niña, sabía perfectamente que en casa de la iaia hay un chupete del Mickey Mouse suyo y me lo pedía y me lo pedía y le dije que el Rey negro había dejado un regalo a cambio del chupete y hasta que no vino la iaia en persona a decírselo no se conformó y al final se durmió. 
El día transcurrió abriendo regalos, muñecas, juegos y juguetes y hay que reconocer que hay que hacer un Máster del Universo para abrir según que packagings, estos no los roba ni una banda organizada... y cuando te crees que ya tienes el envoltorio bajo tu poder, te das cuenta de que tienes un montón de piezas escondidas detrás de uno de los cartones del paquete... y Jordi todo el día montando juguetes, una mesa del Ikea que le trajeron a las peques y sacando envoltorios...
Y ya estamos con el trauma del fin de las vacaciones, Júlia dice que no quiere ir al cole porque dice que la carne le hace bola y la maestra la riñe ¡y eso no ha pasado nunca! yo creo que dos semanas de vacaciones una con la mama y otra con el papa... se está muy bien en casa..
Todavía tenemos la casa llena de trastos y lo que nos queda... este año los reyes han sido muy generosos.


Ah por cierto, a mi me han traído el magnífico libro de 40 años de Queen, un magnífico regalo para todo aquel que se considere friky de Queen, es un regalo friky-friky con muchas sorpresas en su interior.
Un rodillo alucinante para amasar y hacer el grosor perfecto a la medida exacta  de la masa de galletas, otro rodillo para hacer florecitas en la glassa (voy a experimentar si en el mazapán también funciona) y unos cacharritos para hacer flores muy chulos. Ah y pempis para irme de rebajas y ya por fin he encontrado mis botas, después de dos años a la caza y captura de unas botas, botines o zapatos... que anda que no está difícil para mi gusto... y me he ahorrado 47 € de su precio inicial.


Hoy he estado en Zara y he triunfado mucho; me he comprado 3 pantalones y un montón de ropa para Júlia y Jordi, así que ya están apañados por un tiempo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...