miércoles, mayo 02, 2012

Fin de semana y puente de Mayo

Fin de semana de cuatro días y se me ha pasado volando. Sábado y domingo no hicimos gran cosa debido a las circunstancias acontecidas; ayer lunes 30 de Abril, se nos terminaba el bono del Tibi Club y allí que me fui yo sola con las peques. Toda una aventura, hasta ahora no me había atrevido a ir yo sola, pero la experiencia fue muy positiva. También hay que tener en cuenta que las peques se portaron super, super bien y que no había mucha gente, con lo que había que hacer pocas colas para subir en las atracciones y nos hizo un día estupendo.
Cuando ya volvíamos para casa, Berta estaba ya tan cansada que camino al coche ya se empezó a portar un poco regular, pero nada que no se pudiera controlar... y fue montarse en el coche y se quedaron planchadas.
Yo estaba destrozada de todo lo que pateamos y bailamos. A las seis empezó la animación con un grupo que tocaba música infantil y un payaso y nos lo pasamos bailando como nunca. Pasé un día muy relajado y no hubo ni una discusión, a día de hoy todavía no me creo como pudo obrarse ese milagro, pero no me voy a hacer muchas preguntas sobre esto.

video

video



Por primera vez Berta, se subió al auto de choque sola ¡y condujo ella solita! Divinamente, yo no lo hubiese hecho mejor a su edad. Júlia ya es una experta, no choca y va circulando todo el rato, está hecha una fitipaldi.




Subimos y bajamos, escaleras, rampas... total, que llegué a casa muertísima. Tenía que cortar y hornear galletas pero estaba que no valía ni un céntimo. Me senté en el sofá, me puse la peli de El Secreto para volver a verla; este fin de semana me la he puesto dos veces: la primera la vi empezar y de pronto la pantalla se  puso oscura (me quedé dormida) al poco de empezar. Ayer no vi ni acabar las letras... del principio, me quedé dormida al instante.
Esta mañana cuando me he levantado, me dolía todo el cuerpo de la caminata de ayer. He desayunado y me he puesto a cortar y hornear galletas para decorarlas con la glasa.
No había hecho nunca la glasa y hoy por fin me he atrevido a hacerla, con la clara de huevo y esas cosas... pero realmente, no sé si es porque me faltaban medios o porque yo y las mangas pasteleras o biberones no somos muy amigos. Tengo que comprar unos biberones más pequeños, porque por lo visto los que tengo parecen de tamaño industrial para tan poca glasa y realmente esto de decorar galletas es todo un arte y más difícil de lo que me parecía la principio o a simple vista.
Todo el proceso de hacer las galletas y decorarlas, realmente es muy lento y para gente tan impaciente como yo... los cupcakes son más rápidos, en hacer la masa y hornear y en decorar; pero claro, las galletas se ven tan bonitas...
en fin, os dejo estas que he hecho yo, son horribles (ya sabéis que soy muy perfeccionista) pero es lo que me ha salido... estoy convencida que si tuviera más medios (biberones para la glasa) igual otro gallo nos hubiera cantado...



Estos días están siendo unos días especialmente duros con Berta. No sé si es la edad o qué narices es, pero está revelde, revelde. Por todo monta un pollo. Tiene unas narices, hasta que no se sale con la suya no para... y últimamente con las "faldilles i les mitjes" estamos que nos salimos. Dice que está "farta dels pantalons" i que lo que ella quiere son "faldilles i mitjes". Con el tema de la vestimenta lo tiene claro. Ayer para ir al Tibidabo, quería unos "pantalons estrets" para ponerse las botas por fuera como la mama y le puse unos pantalones "porrillo" (pitillo) como dice ella; y esta mañana para salir a la terraza, tenía que ser con falda y medias y si no, no salía. Pero es que le pones las medias y "se me posen malament" y te tiras tres años para ponerle las medias o leotardos, porque empieza a encabritarse, a llorar, a pegar patadas, hasta que lo envías todo a hacer puñetas y le dices que se ponga pantalones para salir a la terraza y entonces es cuando más se cabrea... y así cada día, solo que hoy, como no teníamos prisa para ir al cole, se ha tirado como una hora de reloj con las malditas medias, la maldita falta y la maldita rabieta... cuando por fin hemos acabado con esta, ya casi no quedaba tiempo para salir a la terraza a jugar porque tocaba comer. Y no le ha dado la gana de comer... y otra rabieta... y te provoca y encima te lo dice "testic povocant". Yo intento sacar toda la paciencia que tengo, pero es especialista en agotarmela todita... y ya no sé que táctica emplear; si le hablas super bien, se chotea y si al final te sale la vena y gritas peor todavía. Si amenanzas con que la castigas en la silla de pensar, le importa tres pimientos. Si le dices que escondes todos los juguetes otros tres pimientos más y si le dices que vas a poner una nota en la agenda para la maestra (esto hasta hace dos días me funcionaba) tres cuartos de lo mismo. ¡Es desesperante! ¿Alguién tiene alguna solución a este espíritu rebelde y libre?
En fin, mañana miércoles y esta semana es cortita. Y el sábado por fin es la fiesta de Pilar en la Sala El Siglo, en Sant Cugat y cantaremos hasta que el cuerpo aguante!!!!
Qué tengáis buena semana.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...