viernes, diciembre 28, 2012

Vacaciones y reflexiones...

Estoy de vacaciones de Navidad. Las vacaciones siempre sientan bien. Estaba loca por cogerlas. Desde el verano llevo unos meses muy duros en muchos sentidos.
Mucho estrés a nivel laboral, ¿vender por teléfono en época de crisis, cuando está todo el mundo hasta los webs de que les llamen para vender? Misión imposible.
El día a día, ajetreo de niñas para arriba, niñas para abajo, compromisos sociales, compromisos con el cole, petición de favores a los que nunca sale un No de mi boca...una autoexigencia descomunal y sentido de la responsabilidad super acusado...
Todo suma, todo estresa y todo sobre mi espalda.
Por suerte, tengo varias válvulas de escape.
La castración de mi creatividad en el trabajo queda suplida por un desbordamiento de creatividad fuera del trabajo: cupcakes, galletas, pastelitos varios, diseño de fiestas de cumples, manualidades...
El estrés más o menos lo sobrellevo con dos días de gospel a la semana. Si no cantara, estaría como las cabras de loca, yo creo.
Pero la tensión muscular se acumula y esta no tiene válvula de escape. Hasta el día de Navidad.
Vino C. con el lambrusco y entre las dos nos bebimos dos botellas, a botella por cabeza y entonces me relajé, me reí tanto con mis sobrinos en la comida de Navidad que creo que hacía un montón de tiempo que no me reía tanto. Lo malo fue después que me entró una morriña gallega y caí fulminada en el sofá y me pegué una siesta bastante grande, me levanté y me fui a dormir a la cama y hasta el día siguiente. Me hacían falta horas de sueño y de distensión muscular.
Ayer hice una lasaña de salmón para comer, que venía mi madre y después de comer me tumbé en el sofá sin hacer absolutamente nada. Hacía años que no lo hacía. Las niñas no quisieron salir de casa así es que aproveché para relajarme a tope. Me olvidé completamente del trabajo, de los nervios, del estrés...
Esta mañana me he levantado y he obligado, literalmente a las niñas a salir ya que llevábamos dos días encerradas en casa sin salir y aprovechando que hacía solete y mercado semanal (que nunca puedo ir) hemos ido a dar un paseo. Hemos cambiado el décimo de la lotería de Navidad que tenía la devolución y han escogido un número ellas, espero que me den al menos un poco de suerte, escogieron el número y me tocó la devolución y escogieron el de la vecina y le tocó 100 €, (podían haber escogido el mismo para mi también, ¿no? jajaja) espero que este sea el definitivo...
Esta tarde me ha llamado un cliente (un poco, por no decir bastante pesado) al móvil para preguntarme a qué hora se le va a hacer un montaje el lunes... y ya me ha entrado la ansiedad otra vez, tres días para sacarme la ansiedad de encima y en un segundo otra vez la ansiedad, el estrés y el agobio... (aquí tengo un tema que tengo que trabajarme, si no quiero acabar loca perdida). Tengo trabajo y estoy agradecida y estaría feo por mi parte despreciar esta opción, pero ¿cuándo te va la salud que es más lícito, enviarlo todo a hacer puñetas o seguir aguantando y machacarte?
Han venido unas amiguitas de las peques, Sara y Cèlia a jugar esta tarde y las nenas han estado jugando un buen rato y con la ansiedad de la llamada del cliente y de llamar al jefe me he puesto a hacer un bizcocho nuevo, por eso de experimentar y  relajarme un rato y mi pinche de cocina Berta me ha echado un cable; ella se lo pasa pipa y yo disfruto viéndola disfrutar, es toda una experta ya en tamizar la harina. Imagino que algún día todos estos ratos de repostería los recordarán con amor, y bueno, creo  que cuando sean mayores y si el blog sigue en pie, tienen unas buenas memorias...
Y llega fin de año. Un 2012 desastroso, aunque no del todo. A veces para que las cosas mejoren tienen que romperse del todo.
En Enero, Jordi, dejó de cobrar parte de la nómina de su empresa y en febrero tampoco la cobró y estalló la bomba; en Marzo la empresa cerró. Por suerte, él que es muy espabilado, se unió a tres socios y tienen una comercial de transportes que les funciona a las mil maravillas. Ya ves tú lo que son las cosas, con la que está cayendo. Pero el mal que nos hizo el no tener ni un ingreso hasta Mayo nos ha echo ir de culo todo el año, que hemos capeado como hemos podido, gracias a la ayuda de la familia y de todos nuestros acreedores que han comprendido perfectamente nuestra situación. Millones de gracias.
Y ves las noticias y te deprimes. Y yo solo puedo dar gracias, porque a pesar de lo mal que nos hizo ir el cierre de la empresa es lo mejor que le podía haber pasado a Jordi, que estaba atrapado en un trabajo de mierda, como ahora estoy yo... ahora le ha vuelto el brillo a los ojos, el que espero pronto luzca en los míos...
Y llega fin de año. Y entonces empiezas a hacer balance de todo lo que ha sido este año y te planteas los nuevos propósitos para el nuevo año que va a empezar en breve y este año si que estoy en blanco. Completamente. Mi único objetivo es tener salud física y mental para poder llevar el día a día y disfrutar de mis niñas y de mi señor marido, porque si no tienes salud, no tienes nada.
Eso sí, la dieta está en mi lista... como en la lista de todas...
Estoy en una época, en lo que más o menos sé lo que quiero, aunque de momento lo veo borroso y no me centro, así es que creo que en mi carta a los reyes magos voy a pedir clarividencia, para que pueda ver las cosas claras.
Voy a pedir orden, para ordenar mi vida y priorizar y cuando tenga clarividencia y orden todo lo demás vendrá solo. 
Llevo desde verano que no me aclaro y no hay manera de centrarme; sumergida en el día a día, en el corre que te pillo, que no llego, llego tarde... con ansiedad y el cuero cabelludo destrozado, que creo que ya va siendo hora poner fin a este ciclo y empezar el 2012 + 1 con orden, con cabeza, con ilusión y decisión y sobre todo con menos estrés (esto no sé si va a poder ser posible, pero por lo menos lo voy a intentar)...
Y después de pegaros este gran rollo, aprovecho para desearos a todos un FELICÍSIMO 2012 + 1, mis mejores deseos para todos vosotros en este Año Nuevo que viene y que de todo corazón, la buena suerte os acompañe a tod@s.
Mil gracias por seguirme, leerme y mil gracias a tod@s l@s seguidor@s nuev@s por subiros a mi mundo, bienvenid@s a bordo!





5 comentarios:

ACARAMELADA dijo...

Trabajo complicado el tuyo...disfruta de estas navidades...y a empezar bien el año. Me quedo por aqui. bss Acaramelada

Anónimo dijo...

Feliz año para toda la familia Cano Muñoz!! Un beso Maria José! Bárbara.

Blanca Granda dijo...

Acabo de conocer tu blog y me quedo como seguidora, tu comentario me ha emocionado y te comprendo muy bien, ha sido un año duro pero estoy segura de que esto mejorará. Te deseo todo lo mejor y in año 2013 lleno de coas buenas para ti y toda tu familia. Un besito grande

CUGUI dijo...

Aix Blanca, a mi si que me emociona el tuyo!!! También te deseo lo mejor para este 2013, que se cumplan todos tus sueños y se llene de cosas buenísimas en tu vida!
Millones de gracias por quedarte de seguidora en mi blog, me hace infinita ilusión!!!!! un abrazo enorme!
María José

Enna SiempreViva dijo...

Hola mi Greca. Quiero darte las gracias por haber compartido en tu maravilloso blog un año de Cakes, recetas, super-mollus y tantas fotos bonitas como has colgado.
Darte las gracias también por haber tenido la oportunidad de conocerte y admirarte.
Todo lo bueno y lo no bueno de esta vida tiene caducidad y yo estoy segura que el 2012+1 vendrá con nuevas expectativas y cambios en tu vida, no soy adivina, no, jeje!! pero yo creo que siempre, siempre tenemos que dar gracias por lo que tenemos y no quejarse de lo que no tenemos, a fin de cuentas todo esto es un regalo que se nos ha dado, podemos pedir mas?
Asi que, mi niña, relájate y deja fluir y levántate cada mañana dando gracias por ser tan afortunada, ya que tienes todo lo que necesitas.
Un brindis por nosotras, las mujeres, las mas afortunadas de esta bendita Madre Tierra!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...