domingo, septiembre 17, 2006

El tiempo siempre corre en contra nuestro
Maldito tiempo. Desde que he empezado a trabajar y la nena la guardería no tengo tiempo para nada. Voy más de culo que San Pa' tras. Incluso hoy, domingo, casi no tengo tiempo para nada.
La adaptación es dura, pero yo creo que es más dura para mí, que para la nena. El martes pasado empezó la guardería y el viernes ya estaba malita. ¡Empezamos bien! El viernes estuvimos en urgencias, total para nada. El jueves tuvo treinta y ocho y pico de fiebre, y cuando no encuentran nada te dicen que es un cuadro vírico. Pues bueno, será un cuadro vírico, y yo que pensaba que era un cuadro de Van Gogh.
La nena se lo pasa super bien en la guardería y tiene a todo el mundo encandilado, y es que no llora. Es como es ella, un bebote feliz, risueño y siempre tiene para todo el mundo una gran sonrisa.
A parte de eso todo bien.
Quien no está muy bien hoy soy yo.
No sé por qué, debería estar felicísima pero hoy, desde hace mucho, mucho tiempo he discutido con J.
A ver quien de los dos es más borde, parecía un campeonato. Total por nada. A ver, hoy domingo el único día que puedo permitirme el lujo de levantarme un poco más tarde (si J. se levanta antes y le da el bibe a la nena, ¿por qué no puedo quedarme un rato más en la cama) Pues como ayer dijimos que íbamos a ir al mercado mediaval que han montado este fin de semana y esta tarde se iba él a casa de mis suegros con la nena, y hemos hecho exactamente eso. Pero el tema tiene miga. Me levanto a las diez y media, él llevaba levantado desde las ocho y media (y siempre se levanta muy temprano), a las once yo ya estaba lista para salir, ¿y qué pasó pues? ¿dónde está el problema? Pues resulta que la nena se ha dormido y le teníamos que dar el bibe a las doce, él ha dicho que nos esperáramos hasta las doce para darle el biberón y al dormirse se despertó a las doce y media y entre pitos y flautas se han hecho la una y cuarto. Y entonces me dice que a esa hora no es hora de salir. ¿Y la culpa es mía? Yo creo que no, pero bueno. Ha empezado a despotricar sobre si el próximo día si yo quiero dormir, no hay ningún problema, que duerma que, además lo necesito ya que voy tan cansada según él (y es cierto), pero que el se larga con la nena y ya lo localizaré por el móvil. No sé que mosca le ha picado, hacía años que no discutíamos, es que nunca discutimos, pero no tengo ni idea del por qué, cuando lo sepa pues lo sabré.
Ayer fuimos a ver el espectáculo A Kinda Magic, son los imitadores oficiales de Queen. No estuvo mal el espectáculo pero bueno, los frikis de Queen algunos disfrutamos más que otros. El que interpretaba a Freddie Mercury se movía exactamente igual que él. No estuvo mal la puesta en escena, y tocaban muy bien, pero claro superar o igular siquiera la voz de la estrella es dificilísimo. Tan sólo George Michael cuando canta Somebody to love, puede llegar a entonar con algo de similitud. El Show no estuvo mal, pero no me dejó salir del teatro con euforia, como en el musical We Will Rock You. Muy aconsejable por cierto. Después de haber visto el musical en Madrid, Londres y Barcelona, me quedo con el que hicieron en Madrid de todas, todas. Nada que ver con el de Barcelona y con el de Londres. El de Londres mucha puesta en escena y mucha pasta, pero el público londinense es más soso que un plato de arroz hervido. El público de Madrid estaba totalmente entregado a la causa, el teatro Calderón casi se cae abajo, fue impresionante. En el de Londres, además, habían cambiado a la cantante que interpretaba a la Killer Queen que cantaba estilo Gospel por una que cantaba con un estilo más lírico y no era lo mismo, perdía toda la gracia de la killer Queen. Pero estuvo muy bien por la puesta en escena.
En definitiva, We Will Rock You, es un espectáculo más que recomendable. No os lo deberíais perder.

1 comentario:

Jonh Neo dijo...

Hi oddojulliet, I want to introduce you to http://freearticle.name

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...