lunes, junio 06, 2011

Fin de semana 4 - 5 de Junio de 2011 - De boda

Este fin de semana se ha casado mi compañera de trabajo, Loli. Fue una ceremonia distinta y original. Desde que yo me casé el mundo de la boda ha evolucionado bastante. Es un sector que se ha reinventado a sí mismo, ya que no hay mucha gente que se case (seguramente por el pastón que cuesta una boda) y porque cada vez la gente es más exigente y huye de los estándares: o iglesia o juzgado.
Hay que decir que ellos, Loli y Óscar, formalizaron los papeles el viernes en el juzgado de paz y al día siguiente toda la ceremonia, banquete, etc...
Mi otro compañero y yo fuimos los primeros en llegar al lugar y tuvimos tiempo de hacer fotos a los jardines. El sitio se llamaba "La Selva Negra" y ciertamente aquello era una selva. Muchas plantas, mucha agua y los mosquitos que se auto invitaron a la boda.
Poco a poco fueron llegando los invitados y las invitadas con sus modelitos. Había vestidos muy bonitos, en especial el de Maite, la hermana de la novia, que me encantó y le dije que un día de estos me lo tendría que prestar y ella encantada.
Llegó el novio del brazo de su madre. Impecable. Nerviosísimo. Radiante. Feliz. No se me olvidará aquella sonrisa nerviosa y feliz.
Cuando ya estuvieron todos sentados y el novio esperando hizo la entrada estelar la novia. Radiante. Guapísima. Felicísima. Con esa sonrisa tan característica de ella. Cuando sonríe se le ilumina la cara. Bajó por una rampita alrededor de un estanque con unos chorros de agua que daban vida a aquel rincón.
Lo que más me fascinó del lugar era los impresionantes rincones que tenía.
La ceremonia fue peculiar. Lo que más me gustó fue un cuento que explicó el hombre que les casaba, que si un día mi compi me lo pudiese recuperar le dedicaré un post especial.
La cuñada de la novia leyó una carta que la profesora de Loli escribió a los novios (no me acuerdo si era de la profesora de la guardería o de la profesora del colegio), pero fué muy emotiva y nos hizo llorar a más de un@. Fue una auténtica sorpresa para los novios y para los invitados.
La música escogida para la ceremonia muy acertada. Leyeron también la sobrina del novio y el cuñado de la novia (ahora también cuñado del novio).
Las palabras que brotaron de la sobrina estaban llenas de sentimiento y de amor incondicional a su tío y a su tía Loli. La pobrecita casi ni podía leer por que le embargaba la emoción y las lágrimas le traicionaban, pero finalmente acabó su texto y todo el mundo le aplaudió.
De ahí fuimos al pica-pica. De órdago. Cantidad y calidad. Todo estaba buenísimo y lo que pasa siempre con estas cosas, que se pone uno hasta las orejas en el aperitivo y después no puede acabarse el gran menú nupcial, buenísimo también.
Nuestra mesa era la número nueve, la mesa laboral.De nuestra empresa, los jefes Jorge y Sonia, Sara (con modelito impresionante. Ella se merece un párrafo), Lluís (otro compañero) y su mujer Roser, una servidora y por la parte de Óscar, su jefe y Montse (su mujer) y la gran revelación de la noche: Tamara, compañera de Óscar. Como me reí con esta niña, la pobre estaba congelada; y es que allí, en lo alto de la montaña, en la "Selva Negra" hacía un frío del carajo y lo peor era la humedad, que se calaba en los huesos rápidamente. Iba monísima con su vestido de tirantes sin mangas y ni una sola chaqueta, ni chal ni nada de nada. Decidió a última hora que iba a ir a la boda y hacía calor y no pensó en nada y encima le tocó al lado de la puerta de salida (al baño) del salón y la corriente que había era criminal. Estuvo a punto de quedarse congelada, hasta que birló un mantel de una mesa que había detrás suyo y se lo apañó tipo chal. Lo mejor es que era casi, casi del color del vestido y hasta le quedaba bien y todo. La que tiene percha, tiene percha... me encantó conocer a estas dos almas reveldes, veinteañeras Sara y Tamara, de la nueva generación, la generación de los pantalones "cagados". Además me revelaron que una dormía con calzoncillos tipo boxer (de los anchos) y la otra con pantalones de jugar a fútbol. Manda huevos, nunca mejor dicho. De hecho, no me sorprendió ver lo guapa que iba Sara, acostumbrada a verla en chandal y pantalones caídos y camisetas grandes a lo chicotorro. Como cambia una cuando se arregla y la verdad es que iba monísima con el modelito que llevaba, chaqueta negra y un vestido negro plisado. Iba super elegante y la verdad, no es que tenga que ir así siempre pero esta niña gana un montón cuando se arregla, lo que pasa que en la "new generation" lo que prima es que vayan, sobre todo, cómodas... en fin, algún día cambiarán.
Durante la cena arreglamos el país, hablamos de política, de los Indignados, de la red social... explicaron anécdotas. Me gustó mucho el fino sentido del humor del jefe de Óscar. Me reí bastante y me juego el tipo a que una hora más con su mujer y hubiese dejado ir también su sentido del humor. Se le veía tímida, pero creo que ella en la intimidad o en "petit comité" tiene que ser la bomba.
No bebí ni una gota de alcohol porque tenía que conducir y como ya se sabe que en cuestión de rádares y controles soy un crack, mejor no probarlo.
A la una y media de la madrugada me retiré para mi humilde morada, llegando a casa a las dos de la madrugada y horrores me costó llegar, porque tenía tanto sueño que se me cerraban los ojos por el camino y estaba muy, muy cansada. Por fin llegué a casa, colacao caliente y a dormir. No encontré ni un solo control para mi tranquilidad.
El domingo un día de esos para pasar página rápido: Jordi y nenas a casa de mi suegra y yo me quedé marujeando, acabando de hacer por fin el cambio de armario y no me dio tiempo más que a aspirar y fregar todo el suelo. Estuve dos horas y media frotando ropa antes de meterla en la lavadora y puse unas cuatro lavadoras... 
Acabé de fregar el comedor a las 23:30 h de la noche, sin parar en todo el día, acabé molida. Pero me reconforta ver lo limpio que está el suelo y lo ordenada que están las habitaciones.
Menos mal que ya falta poquito y mi cuenta a punto está, abultada por un premio gordo en los euromillones y la señora de la limpieza, la primera inversión.















1 comentario:

Aretha dijo...

qué boda más bonita!!

y pa' bonita tú! sencilla y estupenda!!

FOTO DEL LOOK ENTERO!! YA!!! :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...