lunes, marzo 08, 2010

Nieve

Esta mañana nos hemos levantado y nos hemos sorprendido al ver que estaba nevando copiosamente. Julieta ha ido muy contenta al cole al ver que estaba nevando. Justamente ayer me decía:
J - Mama, un dia em portarás a la muntanya de la Montserrat a veure la neu.
MJ - Sí carinyo quan nevi et portaré a la montanya de Montserrat a veure la neu.
Tenía tantas ganas de ver la nieve otra vez que esta mañana el universo se lo ha regalado.
Cuando hemos bajado del coche y le han caído los copos en la cara y en el pelo se le escapaba una risa nerviosa y feliz diciéndome:
J - Mira mama, la neu a la meva cara! Qué freda!
La cara que ponía no tenía precio.
Hoy he plegado media hora antes, a las tres ya me he marchado para casa, mis jefes me han echado literalmente por el estado de las carreteras y cuando he llegado Jordi no se ha atrevido a coger el coche para ir a trabajar, ya que en media hora la terraza de casa se ha cubierto con tres dedos de nieve.
Hemos decidido ir a buscar a las niñas al cole andando y nos hemos llevado el carrito. Ha sido dificultoso, todo el camino de subida y con un palmo de nieve en la acera. Había tramos que no se distinguía la acera de la carretera. Un caos y llevar el carrito no era facil. Las ruedas arrastraban la nieve y no corrían y se iba acumulando grandes cantidades en algún tramo hemos tenido que llevar el carrito entre los dos levantado... Ha sido alucinante. Con esta aventura Jordi ha perdido unas cuantas cosas por el camino.
Llegamos a la guardería Júlia y yo, y le habíamos cogido unas botas, voy a buscarlas al carrito me he vuelto loca buscando una que me faltaba. No sé como ha aparecido encima de un mueble y toda llena de nieve.
Bajando ya del cole con Berta y Júlia, doña Berta se ha quitado los zapatos y el calcetín y menos mal que iba yo detrás de coche escoba pues tiró el calcetín y Jordi ni se enteró.
Un poco más abajo, el zapato. Lo pisa con el cochecito y ni se entera que lo ha perdido. Y allí estaba yo para recogerlo. No contento con eso, cuando casi llegamos a casa, se le caen los dos guantes suyos y ni se entera. Qué feliz que es. Hoy hubiésemos perdido: bota, calcetín, zapato y guantes. Todo eso en un momento. Pero es que nada más entrar en la guardería, me encuentro el cochecito y su bolso abierto colgado en el cochecito en plena puerta de entrada a la guardería... ¿Qué le pasaría hoy en la cabeza? ¿Tendría las neuronillas congeladas? En fin.
Hemos llegado a casa y hemos salido a jugar a la terraza que tenía más de un palmo de nieve, escalera llena de nieve le digo:
MJ- Cuidado con la escalera que resbala.
Jordi - Sí ya lo sé. Ya me he caído.
MJ - Sí ya te decía yo... aishnnnn
Hemos hecho un muñeco de nieve y he bajado un plastico rojo para intetar pasearlas, he subido a Berta pero se salía del plástico... y Júlia estaba demasiado ocupada haciendo el muñeco y tirando bolas. Hacía un frío que pelaba y nevaba muchísimo y al final nos hemos ido para adentro, porque Berta estaba chorreando y estamos las tres super resfriadas...
Nos lo hemos pasado pipa. Hacía mucho tiempo que no disfrutaba así de la nieve y menos con mis niñas. Hacía por lo menos cinco años que no nevaba aquí.
Bonita estampa navideña en pleno Marzo la que tenemos hoy en Sant Cugat.
























2 comentarios:

Aretha dijo...

Qué fotos más chulaaaaaaaaaas!!!!!!!11
Desde luego que las que más han disfrutado han sido las niñas ee! aunque seguro que los papas también!!!!!!!!

yo me quedé atrapada en la oficina, hasta las 22h aprox q pudieron venirme a buscar, pq mi coche era imposible de sacarlo de debajo d toooda la nieve!! asi que imagínate el show...!!!!!

oddojulliet dijo...

vava pasada de nevada. mi jefe me echo de casa a las 14 y al final me fui a las 15 cuando ya se estaba liando parda. menos mal que llegamos bien y mi marido ya no fue a trabajar por la tarde.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...