domingo, agosto 07, 2011

Y llegaron las vacaciones

Esta semana se me ha hecho eterna. Eternísima. No se acababa nunca. El calor agobiante y que a nivel comercial es una realmierda. Ya en Júlio te dicen que llames en Septiembre ¡imaginaros en Agosto! Quedaban cerrar algunos temas, entre otros recoger y entregar una lona de 3 x 5 metros. El tubo de 3,10 metros, que no me cabe en el coche, máximo 3,05 metros. Introducen la lona en mi coche (desmontando todos los asientos interiores por supuesto) cierran portón de maletero. Hace fuerza el maldito tubo contra la luna delantera de mi coche y se me peta el cristal. Me coge un cabreo de mil demonios, me pongo como una moto. Llamo al jefe y me dice que le diga al seguro que me ha dado por detrás en el coche y se me revienta el cristal delantero...¡mecagoentodoyadeunaputavez¿sin un solo rasguño por detrás?!!!! En fin, viernes. Agosto. ¿Dónde coño me van a arreglar el puto cristal del coche?
Viernes por la tarde, por fin encontramos alguien que nos arregle el cristal, sin ponernos problemas ya que la luna delantera de mi coche además tiene integrado un sensor de lluvia.
Jordi desquiciado con Berta. La operación pañal no avanza ni a tiros y la niña erre que erre que no quiere hacer los malditos pipis ni en el wc ni el orinal. Aguanta y aguanta hasta el máximo hasta que al final revienta y se va haciendo el pipi por toda la casa. Además te mira, te desafía y te reta a un continuo pulso.
Sábado. Toca peluquería. Toca cortar el pelo y el flequillo. Jordi va a llevarlas a Pumuky, a la pelu de Mónica. Júlia encantada de cortarse el pelo, ahora dice que es la Makena, la protagonista de Barbie Pulgarcita, llevan el mismo look. Berta se niega en rotundo. Ni encima del elefante. Ni encima del papa. Ni en la silla de mayores. Jordi de los nervios. Se van de la pelu sin cortarle el pelo a la niña.
Vuelve a casa como una moto. Mete el coche en el parking. No calcula bien al girar y se lleva medio lateral del coche con la columna.¡mecagoentodoyaotraputavez!
El jueves estuvimos limpiando el coche. Lo había dejado reluciente, reluciente. Estaba impecable. En dos días, está hecho una caca. Luna delantera rota y lateral derecho rayado y un poco hundido. Y es que yo no soporto llevar el coche rayado. Lo podré llevar sucio, pero cada rallita en el coche para mí es un dolor de riñón. Y lo más bueno del caso, es que ahora no tenemos el seguro a todo riesgo sin franquicia. Lo tenemos a todo riesgo con franquicia de 210 €, lo que quiere decir, que de cada reparación los primeros 210 € los tenemos que pagar nosotros. Y por lo que me estoy viendo, se va a quedar la puta rallada bastante tiempo. ¡No lo soporto!
Hoy Berta se ha tirado todo el santo día retando. Se ha aguantado al máximo tres pipis en todo el día y tres pipis que se ha hecho por toda la casa. Es agotador el pulso continuo y el continuo desafío que nos está haciendo. Acabamos reventados física y mentalmente. Le hemos dicho de todo: si quieres patatas fritas, haz el pipi en el wc (y se ha quedado sin patatas por no hacer el pipi en su sitio y aguantárselo). Nos hemos ido a comprar al Caprabo Júlia y yo; ella quería venir y le he vuelto a decir que si quería venir tenía que hacer el pipi en el wc (no le ha dado la gana, luego se ha quedado en casa). No me la iba a llevar para que me montara el numerito en el supermercado o se me hiciera el pis en la sillita del coche (recien lavada también) Solo le faltaba eso ya a mi pobre coche... cristal roto, super rayado y meado, para que le escuezan más las heridas...
Tengo unas ganas locas de largarme de aquí a ver si con el cambio de aires la niña se espabila y ya empieza hacer el pipi donde toca, pero sin pañal y un viaje de ocho, nueve o diez horas (parando mil veces por el camino hasta Jaén) pueden ser desquiciantes. Y ahora viene la incognita, ¿le pondremos pañal para el viaje o no? No quiero ni pensarlo.
Jordi dice de salir a las 5 de la mañana. A esa hora no están ni las calles abiertas. Para disuadirlo le hice leer este post de Mi vida con hijos, pero ni con esas lo pude disuadir... estoy contenta de estar de vacaciones, pero no llevo ni un día y estoy más agobiada que una mona. 
Hoy hemos estado hablando que nos tenemos que organizar para tener nuestros espacios vitales y momentos de hacer cosas solos porque si no, vamos a acabar locos de remate. Yo hoy no sabía si cortarme las venas o dejármelas largas, Jordi me ha dicho que mejor largas, que ahora se llevan. ¡El estaba peor que yo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...