martes, septiembre 13, 2011

Por fin de vuelta al cole

Por fin de vuelta al cole. Se han levantado super temprano. Mientras nosotros íbamos haciendo cosas, ellas estaban desayunando e iban hablando de sus cosas. Conversación para troncharnos de risa:
Berta: A aia se cauen les dents (A la iaia se le caen los dientes)
Júlia: Que se te cauen les dents?
Berta: A aia se cauen les dents.
Júlia: Que va! A tu no se te cauen les dents. A mi no se me cauen les dents i a la iaia... quina iaia?
Berta: A iaia Lola
Júlia: Que va! A la iaia Lola no se li cauen les dents!
Berta: Si. A aiai Lola se cauen les dents...
Y cambian de tema. Me petaba de risa. Y es que no se le olvida que un día la iaia Lola para hacerle una gracia, se le ocurrió moverse la dentadura y ella lloró, lloró y lloró del susto. Y estas vacaciones, mientras se lavaba los dientes  (que se los saca para lavarlos mejor) Berta irrumpió en el lavabo violando así la intimidad de mi pobre madre de lavarse los dientes. Jordi y yo nos petábamos de risa y cuando se lo he explicado a mi madre se moría de la rista también.
Esta mañana ha sido un día muy chulo. Las nenas iban super contetas. Estaban radiantes y emocionadas. Arrastrando sus mochilas hemos ido la familia al completo a llevarlas. Creo que eso les ha emocionado más. Primero hemos ido a la clase de Júlia y después a la de Berta, ya que nos teníamos que quedar con ella en la clase; Jordi se ha quedado un ratito y se ha ido a trabajar y nos hemos quedado haciendo encajes, jugando a las cocinitas, a los médicos. Nos han puesto un bufete con galletas, magdalenas y batido de chocolate y zumos para hacer un tentempié de buenos días.
A las 10:15 h ha acabado la adaptación del primer turno y he llevado a Berta a Rialles, la Ludoteca de toda la vida, he subido la calle un momento para ir a ver a mi madre y darle instrucciones, ya que ella tenía que recogerla a las 12:15 h. Me he ido a trabajar, pero antes he pasado por casa y por el Caprabo a comprar toallitas y kleenex para llevar mañana al cole y por fin llego al despacho.
Cuando he terminado de trabajar me he ido escopeteada para recoger a Júlia y mientras se han quedado en el parque con Júlia he ido a casa de mi madre a recoger a Berta, que dormía cuando la he ido a recoger además se le había escapado un pipi (no llevaba pañal para la siesta) y hemos tenido que ir a casa para cambiarla y cuando por fin he llegado al parque E y M ya se iban porque los peques estaban reventados. 
Después hemos ido a comprar y el pollo que me han montado en el super me ha puesto de 0 a 500 en tres segundos. 
El cochecito, el cestito con ruedas, Berta que no quiere ir en el cochecito y Júlia que tampoco. Total, descontroladas una por cada punta. Supermercado a tope de gente, imposible caminar entre los pasillos llenos de gente, de carros, de traspalés... un agobio impresionante. En las cajas unas colas de tres pares de narices, parecía que se acababa el mundo y encima Berta tirada en el suelo chupándolo. A mí casi me da un espasmo, la he levantado en volandas y la he sentado en el carro. Todo el mundo mirando. Yo no veía a nadie. Y Berta gritando y berreando más y más. Júlia más comedida, pero tampoco ayudaba mucho... total que al final cuando he conseguido salir del super parece que se les ha pasado todo y relajadas total. 
Vamos a cruzar por un paso de cebra. Yo. Cochecito. Júlia en cochecito, haciendo de contrapeso porque toda la compra iba colgada del cochecito. Berta cogida al cochecito. Paso de cebra pequeño, calle estrecha, pero Berta va despacio y la lerda tonta del culo que se para para que pasemos, se pone a pitar justo cuando estamos pasando. Júlia sorda por el claxon. Berta sorda por el claxon. Yo sorda por el claxon. Le he dicho desde tonta del culo (en voz alta) hasta... (de todo en voz baja), he intentado ser comedida y no soltar más tacos delante de las niñas. En fin, gentuza para todo.
Hemos llegado a casa molidas, destrozadas y todavía nos quedaba todo lo demás, baños, cenas, lectura de diez páginas de Peter Pan y luralá, que se ha hecho eterno. Jordi se ha ido a cantar y no me quedan muchas pilas. Espero que mañana no sea tan agotador. De 9 a 10:15 h estarán solos en la clase, sin padres y una mama y yo nos vamos a ir a tomar un café. El resto del día espero que vaya bien porque mañana es Martes y 13.
Hoy empiezo de nuevo el ayuno. Pero esta vez voy a hacer semi ayuno. Solo por la noche. Un mes. Tengo que quitarme dos kilitos de encima. Este verano he hecho mucho deporte y se me han puesto unas patorras impresionantes. En vez de adelgazar creo que he formado más masa muscular y se me ha puesto en las caderas. Me fui de vacaciones y volví con el mismo peso, pero me vino la regla y casi me coge un espasmo cuando de un día para otro vi que en la báscula había aumentado dos kilos, que me está costando sacármelo de encima tres semanas, en las que solo me he sacado uno y medio. Esta es mi cruzada, aunque creo que es la de muchas y muchos. Lo conseguiré.
Os dejo unas fotos de la vuelta al cole:







2 comentarios:

Mariona dijo...

tus niñas están preciosas :) y vuestros días siempre suenan "a tope" jajaja un beso guapa!

CUGUI dijo...

La verdad es que no podíamos haber empezado mejor. A todo trapo, ya sabes que nos va la marcha... non stop, que hay que ponerse en forma de nuevo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...