viernes, enero 04, 2013

Maratón de Reyes II parte

3 de Enero de 2013, hora 13:44
Angelitos de la Guarda,
me encomiendo a vosotros para que no dejéis que la locura se instaure en mi.
Angelitos de la Guarda, darme cordura en estos momentos de enajenación consumil transitoria.
Angelitos de la Guarda, vosotros que sois lo que más sabéis de estos temas, velar por mi economía familiar.
Angelitos de la Guarda, ruego no me dejéis abrir el monedero y sacar la tarjeta de crédito de manera compulsiva.
Por favor, por favor, Angelitos de la Guarda os lo pido.

Este ha sido mi mantra desde que me he levantado esta mañana.
Ayer fue horrible. Volví a casa con las manos casi vacías y con el ansia y la necesidad imperiosa de comprar una wii para que juguemos toda la familia.
En Media Markt la vendían por 146 euros y viene con dos juegos, a parte tienes que comprar un mando, que el original no viene suelto, viene con un juego y tienes que sumar 40 euros más, pero a ese mando le hace falta otro más que cuesta 20 euros. ¡Total wii + 3 juegos + 2 mandos 206 euros!
La cosa no acaba ahí.

Entro en otra tienda, tienen la wii por 144 euros, pero por 164 euros (20 euros más) te viene la wii con dos juegos y un juego extra de las Monster High patinadoras por laberintos terroríficos... pienso en Júlia y lo que disfrutaría ella jugando a este juego... pero claro hay que sumar los 60 euros más de los mandos opcionales. Total 226 euros.
Angelitos de la Guarda por favor, apiadaros de mi. No dejéis que caiga en la tentación...

Además de la wii, los Reyes Magos tienen que traer más cosas, a las edades de mis niñas, todavía no entienden que los Reyes Magos no pueden con tantas cosas... aunque Berta esta mañana decía que "els Reis Mags estarán molt cansats quan arrivin a casa nostra a portar els regals"...
¿Cansados? Nooooo

Angelitos de la Guarda, si me ayudáis esta tarde en mi periplo comercial, prometo compraros algo. Una velita o unas flores.
Hoy me quedo a comer en el trabajo, me he comprado un bocata y un donut de chocolate de postre (una vez al año, no hace daño) para coger fuerzas y estirar el tiempo tanto como me alcance para que pueda llegar a todo lo que tengo que hacer esta tarde.

¿Por qué es tan complicado todo? Jordi ha venido conmigo todos los años hasta el año pasado y ahora dice que pasa, que no viene. Que se niega a ver la misma imagen del año pasado. Un carro enorme, desbordado de juguetes, cajas enormes, con el royo de que te hacían el 40 % de descuento y te lo devolvían en tickets para otras compras...

Angelitos de la Guarda, se está acercando el momento. Saldré de este frío despacho en una hora y media aproximadamente; aún no he planeado mi rumbo, mi ruta por más que lo intente... 

Darme cordura, sensatez, impedir que mi cabeza enloquezca y que mis manos no abran demasiado el monedero y extiendan la tarjeta. Por favor.
Millones de gracias Angelitos de la Guarda...



15:35 h - ya he comido y me voy a las trincheras... a ver que me depara la tarde...

15:45 h - me he parado en una de mis tiendas favoritas de Molins, Casa Viva, no puedo ir nunca porque me queda un poco retirada del despacho y cuando salgo de trabajar además de estar cerrada, voy de culo para ir a buscar a las nenas al cole.

Pero, en fiestas Navideñas, siempre está abierta al mediodía. Hoy me he vengado.

Y he entrado y la fiebre consumista se ha empezado a apoderar de mi; he descubierto que venden hasta fondant, ¡no me lo puedo creer! la fiebre reposteril creativa ha llegado a todas partes.

En estas épocas también tienen juguetes y he dado una vueltita por la sección de juguetería... poca cosa interesante, aunque he tenido varias cosas en las manos que he estado a punto de comprar pero una vocecilla interna me decía que no debía hacerlo... y al final me he reprimido. Pero no podía salir de allí sin nada, así es que me he comprado un paquetito de mangas pasteleras de usar y tirar de 1,80 €, a punto he estado de comprarme un tamizador de harina al que le había echado el ojo el año pasado... pero me he reprimido otra vez.

16:20 - Llego al Centro Comercial Sant Cugat, directa al Media Mark a la caza y captura de un CD de un grupo de música que se llama ONE DIRECTION, un grupito adolescente para mi sobrina. Y de paso, para decirle a la chica que me atendió ayer que había decidido no comprar la wii :( y delante de mi había una chica que se compraba la wiiu, uf, el subidón de adrenalina lo he tenido yo en vez de ella...

Creo que he hecho un buen acto, los Angelitos de la Guarda han estado a mi lado, apoyándome en todo momento.

Mientras esperaba a que la chica me atendiera una señora hacía cola y mandaba a gruñidos con una cara enorme de mala leche y dando gritos a su madre (una señora mayor) a buscar una película de no sé quien, hasta el punto que la madre le ha espetado "hombre no hace falta que te pongas así"... he pensado, " que mal de la chaveta está la gente"...
Salgo del Media Mark y entro en el Women's Secret... nada, no compro nada.
(Los Angelitos de la guarda están haciendo bien su trabajo)

16:50 - Decido que voy a hacer una pausa y a tomarme un café. Son casi las 17 h y solo he comprado un CD y nada más. Empiezo a entrar en pánico. Sentada en la barra saco un folio y empiezo a escribir que es lo que he comprado ya y para quien para no salirme del guión establecido por mis queridos Angelitos de la Guarda...

Se acerca una señora a la barra y le pregunta en catalán al camarero si tienen infusiones, el camarero le empieza a cantar todas las infusiones que tienen: te verde, te de frutas del bosque, te de cítricos... la señora le ha vuelto a preguntar tres veces si tienen infusiones, el camarero "si, tenemos tal..." al final ha optado por darle la carta porque la señora o era tonta o era tonta y mientras coge la carta le dice a su madre "si tienen infusiones"... pavernos matao!

17:04 - Salgo de allí y me voy de nuevo a la juguetería a ver si por casualidad había llegado el camión esta mañana con cosas nuevas...
De la carta de Berta: Bebes, menos que ayer, además feos y caros... me he vuelto a zambullir en todas las estanterías, no he dejado ni una por escudriñar en busca de algo bonito para Berta... mucha Monster y licencias y lo mismo que ayer. Al cabo de 50 minutos salgo de la tienda con una máquina de coser para Júlia y un bebé enanísimo (4 cms) para una cama en miniatura que tiene mi madre. Y para Berta absolutamente nada.

17:55 - Estoy que ya no puedo más, exhausta  agobiada por que en la juguetería he sufrido el mismo maltrato por parte de la gente que no tiene ojos en la cara y va a la suya y te empuja, te dan codazos, te tiran un montón de cajas de juguete encima (un niño incontrolado,indomable y maleducado), te arrancan literalmente de las manos los juguetes que estás mirando. Me he agobiado tanto que he tenido que salir fuera a fumar un piti! 
Relax. Cojo aire. Me río con una chica que también estaba en el rincón de los fumetas. Acabo mi piti, respiro hondo y le pido a los Angelitos de la Guarda que me ayuden un poquito y que empiece a encontrar lo que busco...

Entro en la Benetton a la caza y captura de una camisa para mi sobrino. Me han dicho que lisa o con una rayita muy fina, talla 11-12... no tienen, tienen la talla 10-11 y no me atrevo a cogerla porque esta marca hace la ropa bastante justita, más bien tirando a pequeñas y me dicen que quizás la más pequeña de hombre le pueda ir bien... pero no, la veo enorme para lo que es mi sobrino... salgo de allí sin nada.

Estoy empezando a sospechar que mi encomendación a los Angelitos está funcionando a la perfección porque no entiendo que en dos horas y media solo haya comprado un paquete de mangas pasteleras de usar y tirar, un cd, una máquina de coser (de 15 €) y un mini bebé.

De la Benetton, he entrado en el Eroski y ¡horror! por suerte no había mucha gente y se circulaba bastante bien, estaban reponiendo juguetes, pero seguían carísimos, aunque hoy sí que hacían el descuento del 40% pero en cheques para gastar en las próximas compras. He repasado todas las estanterías una y otra vez, con la calma, respirando hondo, evitando entrar en desespero y no caer en la compra rápida y compulsiva para salir de allí por patas de una vez por todas...

Me miraba básicamente los bebés para mi pobre hija pequeña, nada carísimos... vuelta a mirar, dos vueltas a la isleta de juguetes, me cambio de pasillo para refrescar la vista; vuelvo al pasillo de los Bebés y de repente los reponedores empienzan a poner Nenucos y veo que están manipulando la etiqueta... ¡han puesto un Nenuco precioso, "La Guardería de Nenuco" en oferta por 25 €!

¡Gracias Angelitos de la Guarda por mirar por mi economía familiar!
Por fin me he animado, por el subidón que me ha dado al conseguir un Bebé precioso y he cogido también el kit de médico para curar bebé...

Sigo dando vueltas, a ver que es lo que veo, llevo dos días buscando "La peluqería de I love Minie" y no la encuentro por ningún lado...

Con las dos cajas enormes me voy al piso de abajo, compro cuatro cosas en alimentación y me planto en la sección de perfumería...

No tengo muy claro el comprarle una colonia a mi madre. La colonia es muy recorrida; es un regalo como para salir del paso y creo que mi madre se merece algo más currado. Pero no me agobio porque no tengo tiempo, me dejo llevar y sé que el Universo me proveerá y ahora voy perfumadísima.

Voy a pagar con la tarjeta, denegada! Buf, ¡ya me he fundido una! Pago en efectivo.

Salgo del Eroski, no he cogido carro y voy cargada con todas las cajas enormes, más las cuatro cosas de alimentación que he comprado, el bolso cayéndose y camino al parquing vuelvo a pasar por delante del Women's Secret y no me he podido resistir a la tentación de entar y coger otro regalito sorpresa para alguien que no puedo poner aquí por si lee esto...

La tienda, a petar de gente, yo con un montón de paquetes, tengo dos personas prácticamente encima mío, nos giramos mis bolsas y yo y me como un expositor de calcetines, le doy con la espalda y se caen unos cuantos y encima la señora que tenía encima, invadiendo mi espacio vital, se molesta. 

Le cojo los calcetines de las manos y los pongo de nuevo en el expositor y ahora sí que salgo de allí piernas para que os quiero.

19:30 - A duras penas llego al coche. Las compras pesan un montón, paquetes enormes difíciles de llevar. El bolso se me cae todo el rato. Un montón de coches y gente desesperada buscando aparcamiento.

Me siento en el coche. Uf, necesitaba sentarme un ratito, pero no mucho que tengo un señor esperando para aparcar el suyo.

19:45 - Llego al centro del pueblo donde encontrar aparcamiento es criminal, pero por suerte, encuentro a la primera y mientras la familia se montaba en su coche, detrás unas chicas jóvenes impacientes por tener que esperarse a aparcar. Yo que vengo muy Zen del Centro Comercial, saco la mano por la ventanilla y les digo que voy a aparcar. La familia tarda y las chicas desesperan. Pitan. Vuelvo a sacar la mano por la ventanilla y les vuelvo a decir que voy a aparcar. Ya. Ya sale el coche y de repente me convierto en la persona más lenta del mundo aparcando. ¡Qué poca paciencia tiene la gente oye! Qué la que tiene prisa soy yo, que me cierran las tiendas en 45 minutos y todavía me queda mucho por comprar.

Hago otro parón, para tomarme un café mientras vuelvo a sacar el folio y apunto cuántas cosas he comprado para cada niña: tres cosas para Júlia, dos para Berta y  dos cosas para que las dos compartan. Bien, no me he dejado llevar por el consumismo, aunque mis impulsos me decían con voz maléfica: "compra, compra, compra llevas pocas cosas". Una vez hecho el listado de nuevo, vuelvo con el tercer round. Primer objetivo: de nuevo la Benetton. No tienen camisas para mi sobrino. Cruyo la calle y me voy a una tienda de avalorios, donde venden piedras de todo tipo, minerales, cierres todo para hacer tu propia bisutería y me recreo cogiendo bolitas, perlitas, minerales, cristales, enganches de pendientes... todo para tener a la iaia Lola entretenida haciendo sus joyas.

20:30 h - me voy a la misma cadenas de jugueterías que la del Centro Comercial pero del centro del pueblo. Nada más entrar, me encuentro con la chica de la oficina del consumidor del Ayuntamiento, que resulta que es amiga mía y mama de curso de la Berta, de la otra clase y me dice que tiene una llamada pendiente de hacerme, (la llamé ayer y hoy por el tema de la reclamación de Imagenio) pero está desbordada con el tema de las preferentes, ¡¡¡tiene 4000 reclamaciones que gestionar ella sola y con los recortes no le ponen a nadie!!! Busca desesperadamente la caravana de pin y pin, dice que está agotada y el Eroski está llena de caravanas de pin y pon y para allá que se van.

A pesar de que están a punto de cerrar, yo sigo buscando con la calma, sin entrar en pánico. Desde luego, que los Angelitos de la Guarda están haciendo un trabajo, no bueno, excelente. Me pongo a hablar con la dependienta, miro carritos para el bebé de Berta pero no estoy muy segura de comprarle uno y me da por preguntar si tienen la Peluquería de I love Minie. Siiiiiiiiiiiiiiii, la tienen...

Vuelven a sonar las voces en mi cabeza, "35 €, 35 €, 35 €" pero no las escucho. Las ignoro. Son las 20:45 h, mañana no voy a disponer de tiempo y es lo que hay, total, solo he comprado dos cosas para Berta y dos a compartir. ¡A tomar viento las voces! Voy a pagar a caja. La señora de delante mío se ha llevado media tienda y tiene dos trabajadores poniendo juguetes en sacos de plástico directamente, aquello no eran bolsas. No sé como llegaría aquella señora a su casa porque iba andando.

Me cobra la chica y me dice que son 24 €. No sabía si decirle si se había equivocado o callarme y dejar que me cobrara los 24 € cuando me soprendo a mi misma diciendo: "¿Pero no eran 35 €?" "No, son 24, hoy ha bajado"
¡Benditos Angelitos de la Guarda! !He encontrado la maldita Peluquería de I love Minie y por once euros menos! Esto es triunfar y lo demás son tonterías.
Muerta del agotamiento y con toda la espalda y cuello ya agarrotados, me voy al coche. La bolsa tan grande tiene un difícil llevar, no sé como se lo haría aquella señora, pero yo con un solo paquete ya iba loca.

No he llegado al coche que me suena el móvil por enésima vez esta tarde. Es Júlia.  Qué dónde estaba. Qué cuando llegaría. Que el papa no le deja comer granada de postre y me ha explicado todo lo que ha hecho y a todo el mundo que se ha encontrado hoy. El problema es que es muy lenta hablando por teléfono, hacía un frío del carajo y tenía que cargar el coche.

He llegado a casa, he invadido el parquing del vecino que está en la puerta de mi trastero para descargar directamente. Y me he rallado un poco. Me diréis loca, pero me he dado un susto de mil demonios.
Hace un par de meses, otro vecino que aparca el coche también en la puerta de mi trastero se suicidó, un chico jóven. Saltó del tercer piso, que en realidad es un cuarto y se murió en el acto.

Hoy me ha dado por pensar si el estaría rondando por el parquing y justo la luz de encima de su plaza parpadeaba, no se encendía. En un ataque de susto que me moría, saco las llaves de la cerradura de la puerta, por si viene alguien y me encierra dentro del trastero. Mientras estoy en el fondo del trastero, mi mente perversa se imagina la puerta chirriando y de repente empieza a chirriar. He pegado un bote y un ¡hostia que susto me has dado Maria! Era la puerta de enfrente y María la mama de Sara, la amiguita de las peques que se iba a trabajar y cuando le he explicado lo que corría por mi mente se petaba de la risa y yo también claro. Es que ha coincidido justo el chirrido de la puerta en el momento que mi mente, trastocada y agotada de tantas compras, se imaginaba como se me cerraba la puerta y me quedaba allí abajo en el trastero, sin llaves, sin móvil, sin nada... joder como afectan estas maratones de compras locas.

He llegado a casa y he conseguido que Júlia se acabara la cena y le he dado la grandada, Berta dormía desde las 19:30 que se ha quedado roque en la cama.

No está muy fina, está bastante resfriada y hace un rato a la 1:30 se ha despertado, se ha tomado un cola-cao y una galleta y me dice con una vocecilla dulce para comérsela: "Mama, quan jo us digui alguna cosa, m'heu de fer cas, vale?" Y sin casi hacer el punto a la frase, continua: "Vui anar a dormir al teu llit, vale mama?
"Vale carinyo, però quan la mama vagi a dormir, vas al teu llit, vale?" "Vale mama" Y ahí está, en mi cama. Intentando dormir si la tos le deja.
Tengo pendiente el regalito de mi sobrino, el de mi suegra, el mío y el de Jordi; algo le caerá, por lo bien que lo he hecho. Por la compra responsable que he hecho. Creo que tres cositas para cada una y dos para compartir, no está nada mal. Tengo un montón de paquetes guardados del Tió que no abrieron, porque ahí si que me entró la enajenación consumil transitoria, además todo lo que les caerá de sus tios y abuelas... demasiado. Son niñas super regaladas, pero la ilusión que tengo por este día de Reyes y verles las caras, vale la pena.

Gracias Angelitos de la Guarda por hacer de este, un día de (relativa) serenidad y compras zen. Por no dejar cegarme por la fiebre del consumismo y por saber reconocer los síntomas: ese subidón que te da cuando estás a punto de hacer una locura y empezar a comprar más y más juguetes.

Gracias por no dejarme abrir tanto el monedero. Solo lo justo.

Gracias por hacer que haya encontrado los juguetes que querían mis niñas y muy bien de precio... 

Gracias por haber velado por mi durante todo el día de hoy.
Eso sí, estoy realmente molida; cuando llegué al centro del pueblo, el punto de la ciatica me estaba dando unos pinchazos que casi tengo que ir con la pierna arrastras.

Hoy me voy a dormir, a pesar de cansada, feliz e impaciente por ver sus caras el día de Reyes.






4 comentarios:

Bárbara dijo...

Maria José qué crak! Me parto de risa!! Me imagino todo al dedillo!! Buen día de Reyes!

CUGUI dijo...

Gracias Bárbara!!! jaajajaja, la verdad es que los reyes magos se lo curran mucho, todos los reyes magos de españa, lo que tienen que sufrir...
Feliz dia de Reyes para vosotros también! y feliz 2013!!

Blanca Granda dijo...

Una entrada divertidisima con la que me siento totalmente identificada, la verdad es que a veces no se como lo hacemos, pero en fin....Deseo que tengas un dia muy feliz con tu familia y un besito especial para ti

CUGUI dijo...

Aix Blanca!!!! muchas gracias, me alegra que te divirtiera! me lo pasé teta escribiéndolo porque me partía de la risa yo sola, ¡soy un caso! en fin, felices Reyes para ti también, no pude contestarte a tu comentario del post anterior,¿o si? aix no sé que estrésm, jajajja, en fin, felices Reyes que te traigan muchas cosas.
un abrazo y millones de gracias por leerme y seguirme sois mi mayor premio!!!!!
maria jose

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...