lunes, julio 11, 2011

Mi Berta ya está licenciada

Ya han pasado cinco años desde que entramos por primera vez en la guardería, tres de Júlia y dos de Berta y el viernes por fin acabaron y le dieron su orla, chulísima aunque lo tengo difícil para escanear por que es un Din A 3, pero es un foto montaje de los niños en el patio del cole. Está genial.
Llegamos tardísimo a la fiesta. Por la mañana pregunté para confirmar si era a las 17:30 h y me confirmaron que sí, pero la fiesta empezaba a las 17:00 y nosotros llegamos a las 17:50 h total que nada más llegar Rosa F., la cordinadora estaba justo llamando a Berta para que fuera a recoger su orla de licenciada de la guerdería. Menos mal que después hubo un poco de baile y estuvieron bailando, pero no sé que le pasaba a su amigo del alma, (creo que andaba con el micro y no lo soltaba ni a sol ni a sombra). Berta le fue a decir si quería ir a bailar y le dio un golpe en la cabeza y Berta venga a llorar. En una segunda ocasión la empujó y la tiró al suelo y en una tercera ocasión más de lo mismo. Pero menos mal que Berta luego se recuperaba y seguía a su rollo porque su amigo del alma iba le daba un abrazo y un beso y se le pasaba... cosas de niños.
Lloré de rabia por haber llegado tarde a la última fiesta de Berta. Llegué tarde porque al pensar que la fiesta era a las 17:30 h estuve apurando al máximo para acabar la presentación de power point que hice con fotos de los niños de algunos de los mejores momentos vividos durante este curso y me fui a la fiesta sin acabarla. Esta presentación tenía que proyectarse durante la cena de la noche que era a las 21:30 h. La misma noche me enteré que el resto de madres que, se suponía tenían que montar algo, al final no lo hicieron por cuestiones de tiempo, así que aún más presión sobre mi. Si no llevaba la presentación, no habría nada por parte de los padres.
Nos fuimos de la fiesta a las 19:00 h y en dos horas y media tenía que:
- Bañar a las niñas
- Hacer dos cocas de escalivada
- Ducharme yo
- Acabar la presentación
No sé ni como me dió tiempo, pero lo hice todo, aunque la presentación la acabé deprisa y corriendo, al principio las fotos muy retocadas y manipuladas y en la segunda fase, fotos a saco, sin fondos ni florituras.
21:30 h, estrés máximo y como si de una peli de esas de tensión que tienes que grabar el documento porque si no te pillan grabando la presentación y salir zumbando de casa, no sin antes pasarnos por el trastero para recoger el amplificador que nos habían pedido que subiéramos para la música de la fiesta.
La cena por la noche estuvo muy bien. Nada más llegar (evidentemente ya estaba casi todo el personal allí), me dieron un vaso de sangría al que le precedieron no sé cuantos más.
Mientras preparábamos para proyectar la presentación incité a una mama a salir a cantar (no se atrevía pero le faltaba el empujoncito). Sin que ella se lo esperara, agarré el micro y dije:
MJ - Y mientras acabamos con los problemas técnicos, Maryleni nos va a deleitar con una preciosa canción... - y todos empezaron a aplaudir y la pobre Maryleni salió como una valiente y cantó a capela. Es una crack. El martes vendrá a casa con su nena a jugar a plastelina.
La presentación gustó mucho a todo el mundo. Se derramaron muchas lágrimas en esa fiesta y aún hoy, cada vez que soy me acuerdo que ya se acaba esta etapa, me da mucha pena. Es la vida, ¡qué se le va a hacer! Cinco años da para mucho. Es parte de tu familia. Creo que voy a sufrir el síndrome de estocolmo y cuando salga del cole tendré que ir a hacer el café o de visita.
Luego todo el equipo, incluido la cordinadora, nos deleitaron con un número, música (la del veranito, dichoso) pero con letra original adaptada. ¡Cómo nos reímos! ¡Son la pera estas niñas!
Esta semana ha sido una semana de infarto; lunes y martes a dormir a las 2:30 h, miércoles a las 3:00 h y jueves a las 3:30 h, entre la presentación y los regalitos de las profes, he ido de culo. Y aún no he acabado, lo hago en dos tandas porque no me da la máquina para más. Dieciocho unidades, son muchas unidades para estar yo sola produciendo en mi propia linea de producción... primero he entregado las de las maestras y cocineras y en la segunda fase entregaré a las educadoras (nos quedan dos semanas de casales).
Ahora ya puedo desvelar (porque me consta que hay profesoras y educadoras infiltradas leyendo este blog), que les hice unos chocogramas, idea de baballa pero la adapté un poco a lo que pude encontrar en el mercado de las chocolatinas y realicé un poco mis diseños adaptados a las chocolatinas redondas.
Ahora solo me quedan por hacer 8 chocogramas, escribir un pensamiento (acerca de Cavall Fort) y el escrito de final de curso para el diario de la escuela de las familias que se van,(que no es poco el trabajo).
Pero no os aburro más con mi rollo; os dejo unas fotos y un vídeo de como bailaban las peques y de los famosos chocogramas.
 

 

 

Y bailando "el Joan petit quan balla..."
video


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...