viernes, julio 01, 2011

Fiesta Mayor

El lunes fuimos a comprar sandalias. Quise probar en Merkalzados. Nunca voy a esa tienda, pero me había llegado una publicidad por correo electrónico y vi unas sandalias de la Tarta de Fresa que, según la foto, aparentemente estaban bien. Y quise ir a dar un vistazo. Tenía que comprar sandalias y bambas de loneta. Las sandalias que habían no me acababan de hacer el peso y vi unas abarcas que eran monas y el precio razonable, 24,95 € cada niña. Las dependientas pasan de ti como de la m..... sólo hacían que colocar cajas y cajas y yo intentando preguntar y que me asesoraran un poco ya que en teoría, ellas son las que entienden, si les va bien el zapato o no. Berta se volvió loca con tanta sandalia. Las quería todas. (Desde bien pequeña ya nos ha dejado claro que es adicta a los zapatos, como alguien que yo me sé, ¿no Aretha?). Empezó a probárselas todas. Al principio las pude ir poniendo sobre su caja, pero mientras atendía a Júlia y sus sandalias Berta se las empezó a probar todas, las de su número y las que no, daba igual que fueran grandes o pequeñas y ya no pude ver de donde las había cogido. Cuando por fin me decidí por las abarcas, (Júlia tenía claro que quería unas sandalias plateadas) fui a ver si veía las lonetas. Le pregunté a la chica que me señaló con el dedo una estantería pero sin ni siquiera mirarme a la cara, con gran desgana "están ahi". Fui incapaz después de preguntarle tres veces de saber ver donde narices estaban las malditas lonetas y la chica ni se dignó ni a enseñarme ningunas, ni tan siquiera acompañarme hasta el lugar. Se dedicó a agacharse a colocar las sandalias que Berta había desparrado y despotricando por su boca "¡es que ya está bien! ¡Es que ni siquiera las han dejado dentro de la caja! Y yo que oígo eso, se me quitaron las ganas de comprar lonetas. Le dije que me cobrara. Me cobró sin dirigirme la palabra tan solo para decirme el importe y además me dió el cambio en céntimos. ¡Será cabrona! Pero yo, que me encontraba en un momento zen (o aplatanada y agotada por el calor y el cansancio) y no tenía ganas de follones porque además iba con las dos niñas, me limité a pagar y largarme de allí lo antes posible. Desde luego no voy a volver jamás y además voy a hablar fatal de ellos. No pedí hoja de reclamación porque no me veía con fuerzas, pero en cuanto llegué a casa entré en la web y dejé un mensajito en el que me quedé descansada en el apartado de atención al cliente. A día de hoy, tres días después, tampoco he recibido respuesta. ¡Qué se le va a hacer! Les sobran los clientes en estos tiempos que corren.

En Sant Cugat estamos de fiesta mayor. Empezó el martes. Y como cada año, empiezan con los fuegos artificiales. Llevamos cinco años sin ver los fuegos, por que empiezan a las once de la noche y con niñas ya se sabe, priman los horarios y las rutinas. Pero este año me hacía mucha ilusión ir a ver los fuegos con las niñas. Jordi no las tenía todas, porque estaba cansado. Yo también lo estaba, pero me hacía tanta ilusión ver que cara iban a poner, que decidí arriesgarme. Y las preparamos, dejamos la pereza en el cajón y fuimos a ver los fuegos. No sabíamos como iban a reaccionar. Ya les fuimos advirtiendo que era "petardos molt gordos que feien molt soroll y molta llum" (petardos muy gordos que hacían mucho ruido y mucha luz).
Llegamos al lugar, buscamos un sitio, nos sentamos y mientras esperábamos a que empezaran los fuegos nos hicimos unas fotos.
Ni que decir que en cuanto empezaron, estaban alucinadas por completo y no paraban de decir "ohhhhh", "mira mama", "sa fan pedetes ggraannnssss", "mama fes una foto"... Júlia aplaudía emocionada. Ya me extrañó porque a veces tiene tanta vergüenza que no aplaude por vergüenza que le da. Y me encantó, a qué negarlo.
En cuanto acabaron los fuegos, las metimos en el coche y nada más sentarlas en la sillita se quedaron fritas.
El resto de la semana caos total. El miércoles aquí es fiesta local, Sant Pere y Sant Pau, así que las niñas a casa de mi cuñada. Las fui a buscar cuando salí de trabajar y cuando llegué estaban durmiendo, comí y me quedé trinchada en el sillón de mi cuñado.
Jordi cantaba en el Monestir, en la misa de Sant Pere que empezaba a las 19:00 h y llegamos a las 19:30 y aún vimos algo de lo que cantaban. Después nos fuimos a la zona de los hinchables. Este año nos hemos saltado el Pagali Joan, porque bajando con el coche los vieron y sí o sí teníamos que ir allí. Así que las llevamos a que saltaran un ratito y otra vez llegamos super tarde a casa. Por el camino, nos encontramos con una mama del cole y su familia y las nenas estuvieron jugando un rato mientras nosotros nos pusimos a hablar y nos dieron las diez de la noche. Cenar rápido y a dormir.
Hoy Berta se ha ido de excursión a la granja de Palaudàries, han visto pollitos, cerditos, vacas lecheras, conejos, ponies (no ha habido manera que Berta subiera al ponie. Y es que esta niña para nada le van los deportes de riesgo, como es la equitación y la natación, tiene pánico a la piscina y en septiembre va directa al agua). También han visto cabritas y han cogido hierva de un prado y les han dado de comer a las vacas. ¿Cómo? Los más valientes aguantaban la hierva en la mano y se la han puesto en la boca a las vacas, otros ni se acercaban y otros como es el caso de Berta cogían la hierva y se la tiraban desde lejos, que ha sido el caso de Berta.
Venía agotada. La he montado en el coche y nada más sentarse se ha quedado fritica. Ha dormido hasta casa de mi cuñada que me ha bajado a Júlia, la he montado en el coche y nos hemos ido para casa. Cuando hemos llegado, hemos ido a la farmacia a comprarle una cremita a Júlia, porque tiene toda la entrepierna en carne viva y los brazos del roce, de la calor y de la piscina. Se está pegando unos días de piscina... no hay manera de sacarla del agua. Mi cuñado Pablo está con ella y por ella todo el tiempo. Me ha dicho mi cuñada, que se pegan unas juergas en la piscina de padre señor nuestro, que pegan unos gritos... se lo pasan pipa.
El lunes empieza casales y veremos como nos organizamos. Yo trabajo como siempre hasta las 15:30 h, mañana Berta empieza la jornada intensiva y ya sale a las 15:00 h y durante las dos semanas que Júlia está en los casales, saldrá a las 13:00 h, pero llevaremos a un amiguito por la mañana y al medio día la recogerá la otra mama y la llevará a su casa. El tema está en que en principio Jordi iba a recogerla a casa del amiguito, pero si tiene que hacer la comida, ir a buscarla, comer y recoger a Berta a las 15:00 h y llevarlas a casa de mi madre, a ver como se lo montan... estamos todavía intentando organizar esto a ver como lo hacemos. Verdaderamente hay que hacer un máster en logística y organización de familias a ver como se organiza esto.
Hace dos días pensé que le quería comprar un cuadernillo de verano, para que vaya haciendo actividades y no estar todo el verano sin hacer nada. Hay que mirarlo desde el punto de vista de la diversión y no desde el punto de vista de que son deberes. ¿No nos compramos pasatiempos los adultos? Busqué en internet a ver que veía y encontré uno, que me he bajado y le he montado el cuadernillo. No estaba segura de si comprarlo o no. Me debatía en el que si el verano es para jugar o también  porque tenía que hacer algo. Y no me decidía. Y hablando con la mama que nos encontramos me comentó que le había comprado uno a su hija, que estaba totalmente a favor de que hicieran algo. El verano es muy largo. Y esta mañana le he comprado un cuadernillo muy chulo. El que le bajé de internet es en castellano y este es en catalán. He preguntado si tenían en inglés, pero no había nada para P4 en inglés, así es que creo que le haré unas fichas yo misma.
Ella encantada. Esta tarde, nada más ver los cuadernillos ya se quería poner a hacer "las feinetas del cole". Le he comprado sus primeros rotuladores (hasta ahora usaba los de la mama) y lápices para que haga sus trabajitos. 
Hoy de cena he hecho un pastel de salmón. Una receta que oí en el programa de radio que escucho cada día "Tot és posible" de Rac 1, cada día de 14:30 h a 16:00 h, que me encanta y os recomiendo de todas todas y en el que colaboro todas las veces que puedo, pero la he adaptado un poco a mi aire. Ha quedado brutal. Os pongo la receta en otro post, que si no esto se hace muy largo. Besitos y que tengáis un buen viernes y no olvidéis, las que estéis en Sant Cugat, no dejaros de pasar por la paradita de Mariona de Vinilet en el Fora Stocks, estará en la plaza del Monestir, más o menos cerca de la calle Mayor y las que no, no dejéis de visitar su web: www.vinilet.com.
Autofotos:
 

 

 

 

En los famosos hinchables:


2 comentarios:

Aretha from LaGranotadeIpanema dijo...

son moníiisimas las sandalias!!!
la mami no se ha comprado nada?! jejejeje

CUGUI dijo...

con esas dependientas que pierden el culo por atenderte? ni por el zapato más maravilloso del mundo me gasto un céntimo más en esa cadena de zapaterías!!!! Hay que ver con la gente que hay en el paro que estaría feliz de ese trabajo y allí dos personas amargadas porque tienen trabajo! No lo entiendo. Pero dentro de poco me pasaré por ECI a ver que veo para mis pies que buena falta me hace.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...