lunes, octubre 03, 2011

Fin de semana 1 y 2 de Octubre de 2011

No me puedo quejar de este fin de semana. Viernes sin gospel, pero con las telecomunicaciones del domicilio familiar para mi sola; Sábado un poco de todo (zafarrancho de combate (limpieza y orden)) y paseo con bici nueva; Domingo: ha sido un domingo familiar idílico en el Tibidabo.
El viernes Jordi tenía un concierto con su coro en Cerdanyola y se iba directamente desde el trabajo así que desde que recogí a las nenas en el cole las tuve para mi solita.
Salí diez minutos tarde de trabajar y hubo un accidente en la autopista dirección Gerona, con lo que pillé una cola del quince, me desvié por Hospital General y llegué directamente al cole, sin comer y medio desmayada de hambre.
Fui a casa, comí y nos fuimos un rato al parque de al lado de casa. Vimos a mi sobrina y mi cuñada y nos dió la super bici de la Barbie de mi sobrina que ya se le ha quedado pequeña, que fuimos a recoger el sábado a su casa.
Después de cenar, mientras Júlia se cepillaba los dientes, Berta cogió un tecladillo que tiene, que es medio pianito medio xilofono y ya empieza a tocar "estrellita de san juan", ¡si es que estas niñas llevan la música dentro! Lo hizo bien todo el rato, hasta que la empecé a gravar para colgaros el video y fue entonces cuando dejó de hacerlo bien y se puso a aporrear el tecladillo. Prometo que cuando tenga el vídeo en condiciones lo cuelgo.
Este fin de semana han sido las fiestas del barrio, por Sant Francesc. El sábado por la mañana hubo concurso de dibujo, inflables... total que mientras Jordi las sacaba un poco a pasear yo me quedé frota-frota-frota... como dicen los Teletubies, pasando el aspirador, fregando, recogiendo trastos del medio... (este fin de semana me he dado cuenta de que necesito hacerme un panel de visualización para que mis deseos se materialicen y se cumplan, pero eso es otro tema, ya os lo contaré).
Vinieron las niñas cargadas de regalos y Júlia trajo un diploma del concurso de dibujo, no sé si había quedado tercera y la modesta me dijo que solo había dibujado unas manos. En cualquier caso, Berta no trajo diploma y vino cargada de regalos también y lo mejor es que ni siquiera había hecho dibujo... en fin, estos de la Asociación de vecinos son la pera.
Este sábado han hecho el sorteo del concurso de Papi, Mami...yo también en el que participábamos con un pastel de castillo de princesas y creí fervientemente que nos iba a tocar una batidora para Júlia y Berta, pero no, no nos ha tocado nada absolutamente (esto refuerza la idea de que tengo que rehacer mi panel de visualización).
Por la tarde fuimos a buscar la super bici a casa de mi hermano y Júlia se moría de ganas de probarla. Es una bici enorme, comparada con la de la Hello Kitty que ya está de nuevo con las ruedecitas porque se la queríamos probar a Berta, pero todavía le va grande... ya tengo ganas de que salgamos todos en bici.
Estuvimos por la plaza del Monasterio probándola. Es enorme, pero la controla super bien.
Y el domingo al Tibidabo. Hemos probado otra opción de transporte. Siempre íbamos en coche hasta el parking Sant Genís (Barcelona) y coger el bus lanzadera. Pero eso nos supone cola para coger el ticket en el parking y una cola enorme para el bus. Hoy hemos ido hasta el funicular. No hemos hecho ni cola y nos ha dejado en el mismo parque de atracciones y a la bajada tampoco hemos hecho cola. Ha sido muy rápido y desde luego la opción que vamos a hacer de ahora en adelante. Genial.
Hoy hemos querido cambiar un poco las atracciones de siempre por probar nuevas y bueno, hemos añadido las bolas de plástico para andar por encima del agua y el Castillo Misterioso. Y la verdad que me he petado de risa.
Al castillo hemos entrado Júlia y yo. Todo el castillo oscuro, muñecos autómatas que pegan sustos, ella no las tenía todas. En el recorrido, suelos que vibran o se mueven, pero cuando hemos llegado a un tunel que es un rulo muy grande que va girando... que risa. Júlia cagada de miedo, se me ha cogido al cuello con tanta fuerza que me ha inmovilizado completamente y no podía avanzar y el rulo dando vueltas y yo con la risa floja y la niña enganchada a mi cuello con tanta fuerza que casi me lo rompe... que risa, hasta que hemos conseguido salir de allí... y nada más salir nos hemos dado un susto con uno de los trabajadores del parque que estaba de control y hemos salido a mitad del recorrido porque ella no se atrevía a continuar, deshaciendo así todo el recorrido que habíamos hecho... lo dejaremos para más adelante... Y después ha querido volver a las bolas y entonces se daban las características ídoneas: yo no medía menos de 90 cms ni más de 2 metros y no pesaba más de 140 kg, con lo cual ¡me he subido a las bolas! y en la cola he contagiado a otros padres que no se atrevían y también se han subido. ¡Qué bueno ha sido! Pero la bola, cuando llevas un rato que se hace baho y el agua de la piscina congelada y ves que no te puedes poner de pie y que ves que es un poco claustrofóbico ya no hace tanta gracia, pero para un momentillo está muy bien. Me he reído bastante también.
A las 20:00 h ha empezado el espectáculo que hacen cada fin de semana y este era nuevo y las niñas querían verlo. Es increíble lo versátiles que son estas niñas y lo que les gustan los espectáculos (lo llevan en la sangre, su padre y yo nos conocimos haciendo teatro); pero lo mismo se tragan un espectáculo de flamenco (ayer en las fiestas del barrio), que bailan Sardanas, que teatro, circo, marionetas... les da igual mientras sea "especlate" como dice Júlia ("espectacle").
Berta no ha dormido siesta y estaba molida. Hoy ha sido idílico, porque se han portado super, super, super y super bien. No me he puesto nerviosa en ninguna ocasión. No he tenido que dar ni un grito. Hacían caso todo el rato... no me lo puedo ni creer; Berta todo el rato me daba la mano... ha sido increíble. A la vuelta, en el funicular ya se le cerraban las persianas y ha sido sentarlas en el coche y ya no había niñas. Hemos llegado a casa y directas a la cama. Yo estoy molida y Jordi se ha quedado trinchado en el sofá. ¡Estamos molidos!
En la estación del funicular
Júlia en la burbuja de aire
Berta comiéndose un heladico
Con cara de darnos miedo, Castillo Misterioso, junto a fantasma
Prisioneras del fantasma del Castillo
Mi burbuja y yo (disfrutando y jugando como los niños, de vez en cuando os lo aconsejo, para no vivir una vida tan seria)
Y esto es todo por hoy, espero que os haya gustado. Que tengáis feliz semana.




3 comentarios:

fanett dijo...

Me encanta el tibidavo y lo de las bolas en el agua no lo sabia la proxima vez que vaya las probare , cada dia se me hace mas ameno leer este blog .
Un besito princesa .

Juan Carlos dijo...

Un finde completito jajaja

CUGUI dijo...

si realmente ha sido intenso y divertido, nos lo hemos pasado genial, para repetir todos los fines de semana,
por cierto Charly me encanta tu nueva foto del perfil!
Besos a los dos
mj

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...