domingo, diciembre 19, 2010

Viernes, Sábado y Domingo

Viernes concierto en el Guinardó. Iglésia de Mare de Dèu de Montserrat. Para mí, caos total. Mucha gente nueva que no se saben las canciones y mucho afán de protagonismo. Y yo me pregunto, ¿protagonismo de qué? Sopranos veteranas: tres. Cristina, Marga y yo. El resto nuevas. Tenía una persona detrás mío, berreándome en la oreja y no había manera de escuchar ni a Cristina ni a Marga que las tenía al lado para coger el tono. Tengo facilidad para irme, y en cuanto notaba que iba fuera de tono sólo movía la boca para no cagarla, pero las de atrás, les importaba un pimiento dar o no el tono y a grito pelado. Un horror de concierto. Para más inri y por sorpresa el director, me dice que si me sé alguna estrofa del villancico de ande, ande, ande la marimorena. Pues claro que me lo sé, pero concentrada en no cagarla con el descontrol que tenía detrás mío no puse atención a las estrofas que cantaron y para no repetir estrofa preferí no salir. Pero si me avisan antes de salir al concierto pues como que voy más concienciada. Pero en medio de la canción y en pleno concierto. ¡Un desastre!
Después del concierto gabinete de crisis en buena compañía.
El Sábado Jordi tenía concierto en Tremp, se fue a las 12:30 h y volvió a las 00 h y pico, con el subidón de un super concierto estudiado y ensayado al dedillo si improvisaciones. Pues claro, vino eufórico. Se lo pasó tremendo.
A mí me queda una sensación rara, insípida. Lo paso fatal en este tipo de conciertos de a salto de mata.
Estuvimos solas toda el día, las nenas y yo. No pegué ni brote en todo el día. Me dediqué única y exclusivamente a las nenas.
Les hice unos espaguetis con tomate y huevo duro; mientras Berta dormía la siesta, me senté con Julieta en el sofá y nos repasamos unos cinco catálogos de juguetes, marcando los que se pedía con una cruz para poder hacer la carta de los Reyes Magos de Oriente. Todavía no tenemos nada de nada y no sé ni cuando vamos a ir a comprar. Tendremos que hacer una escapadita entre semana porque ya no hay tiempo casi material.
Me reí mucho, porque se ha pedido todo lo de la Barbie y el Ken (como no, se va a quedar la Barbie sin su noviete). Se pide todas las hadas y princesas de todos los catálogos y para completar todas las películas que aparecen en las páginas finales.
Cuando Berta se despertó de la siesta, les di la merienda y nos fuimos a pasear. Estuvimos paseando por el centro y fuimos al Monasterio donde han montado una exposición de los diez años de Pedra y Sang, en el cual yo participé cuando estaba embarazada de Júlia, y en la expo salían las fotos de la generación "nenes de Pedra i Sang" y la primera mi Julieta. Además en la foto que les di, sale guapísima. Se la hicimos en Tárrega en la Fira del Teatre 2009.
Después continuamos andando y nos paramos en la calle a ver una titella manejada por una chica. Después hicimos parada en el coche que le pones un euro y te da tres viajes. Berta muy valiente que quería subirse pero en cuanto se empezó a mover el coche se bajó haciendo fú como los gatos y Julieta aprovechó el resto de viajes. De ahí nos fuimos a casa de la iaia Lola y aproveché para ir al Caprabo a comprar cuatro cosas que me faltaban.
Llegamos a casa tarde y no querían cenar, se habían emperrado en que querían Cola-Cao y les dije que si querían comer "sopas". Yo las comía de pequeña; no son más que un gran tazón de Cola-Cao con barquitos de pan. Buenísimo. Se comieron un bol de sopas cada una y a dormir. Júlia estaba cansada y calló enseguida pero como Berta se pega unas siestas impresionantes le cuesta un poco más eso de dormirse y marea la perdiz hasta que al final cae.
El domingo estrés. Como consecuencia de no haber pegado ni golpe el sábado, el domingo tengo un faenón de miedo: lavar la ropa a mano para meterla en la lavadora, recoger, pasar aspirador, limpiar el polvo, el baño, etc... y además hoy han venido a comer Andrea, Carlos y las niñas.
Ha sido un día encantador, después de todos los quehaceres del hogar, claro está.
Hemos disfrutado mucho, porque hemos hablado de todo menos de gospel que es lo que nos unió. Y resulta que tenemos las mismas aficiones y manías, como por ejemplo, coleccionar piedras de cada viaje que hacemos. Hemos descubierto que tenemos en común la pintura y sobre todo la escultura. Cuando ha visto mis esculturas se ha quedado alucinada y me ha subido un tronco de pino que llevaba en el coche, justamente para tallar en madera... los descubrimientos de hoy han sido alucinantes. Las niñas se lo han pasado de miedo, ni ellas se querían ir, ni Júlia y Berta querían que se fueran y la verdad es que ha sido una lástima, ya que las tenían que llevar con su madre y hemos coincidido en que ha sido una pena que fuese domingo y no sábado, se habrían quedado a cenar seguramente, porque teníamos tema para estar una semana entera.
He disfrutado mucho hoy ya que he podido compartir con alguien mi pasión por dar forma a un trozo de barro, una madera o incluso una piedra de alabastro.
Después de marcharse, las peques se han pegado unas cuantas carreras por todo el piso, desde su habitación hasta la otra punta del salón y de vuelta a la habitación. Estaban como una moto.
Para meter en la ducha a Julieta hemos estado por lo menos media hora, pero para dormirse ha caído al tercer luralá y Berta no había manera, hasta que finalmente Jordi la entró, se sentó en su cama y se quedó dormido antes que ella. Es inagotable esta pequeñaja, no sé como se le recarga tanto la batería y no entiendo como no acaba rendida con lo que se mueve.
Estoy intentando hacer un video donde estas niñas canten una canción para felicitar las navidades pero no hay manera. Berta empieza a cantar el Amazing Grace, le sigo la canción y entonces empieza a chillar: yo, yo, yo, yo y entonces se calla y no la canta. Le vuelvo a seguir la canción y de nuevo: yo, yo, yo, yo.... pero ni caso.
He intentado gravar unos cinco videos pero no había manera además Júlia estaba negociando con su padre, para meterse a la bañera o no. En fin, hemos estado entretenidos.
A la hora de salir de la bañera, lo mismo. Una hora diciéndole que saliera, hasta que me he hartado y  he sacado la bruja que llevo dentro y le he dicho (con voz de bruja mala malísima):
MJ - Júlia, anem a vestir ja d'una vegadaaaaaa.
Y se ha pegado un susto del copón. Es que estaba muy cansada y pasada de vueltas como tres veces. Y me monta el pollo, tirada en el suelo y dando patadas...
Yo con una congestión nasal de tres pares de narices (nunca mejor dicho), de repente se me tapona la fosa nasal izquierda, como de repente tengo que salir de urgencias a buscar algún pañuelo porque voy perdiendo los moquillos... además, me está empezando a doler bastante la garganta y a doler todas las articulaciones. Ahora entiendo, el otro día que estuve tan mala, seguramente estuve encubando este trancazo que estoy pillando.
Espero poder estar bien mañana y sobre todo el miércoles, que tenemos los conciertos de navidad de Júlia: por la mañana en el cole y por la tarde en l'Escola Mpal. de Música. Es tan emocionante verla cantar de concierto. Lo nuestro es pasión.
Esta mañana han visto los videos que S.S. M.M. Reyes Magos de Oriente, nos han enviado por correo electrónico y se han quedado alucinadas. La cara que han puesto no tiene precio. Solo por estos momentos valen la pena todos los berrinches y rabietas del mundo. Los videos, no sé si los habéis visto alguna vez, pero está muy bien: www.navidadessorprendentes.com. 
La foto de la expo. ¡Está guapísima!

2 comentarios:

Aretha dijo...

arggg!!! q rábia da la gente q desentona y les importa 0 !!!!!!!!!!!

tu por eso, no pierdas tu orgullo! q ahí estás! conociendo los temas al dedillo ! y dándo caña!!!
jojoj!

muas!

CUGUI dijo...

es que no puedo con la gente que va de prota, y no tienen ni p... idea, pero en fin, a ver si nos reorganizamos, what a horror!!!
besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...