miércoles, febrero 09, 2011

Martes, 8 de febrero de 2011

La tarde de manualidades estuvo la mar de entretenida. Agotamos los últimos 5 marcos de madera del Ikea que me quedaban y los decoraron con firguras de cartulinas taladradas, con unas taladradoras con formas que tengo. Quedaron muy chulos. (Os pondré una foto del que hizo Júlia). Julieta se llevó el marco al cole para enseñárselo a la maestra y esta mañana hemos llevado las taladradoras para que las vieran. Con un poco de suerte y si las encuentran, a lo mejor las compran para el cole, para hacer manualidades también.
Como siempre a la hora de irse, algún niño siempre se va llorando porque no quieren marcharse. Esta vez fue el turno de I. Lo más gracioso del tema, es que, llorando como una magdalena, su madre le iba diciendo: "I., tenemos que marcharnos, se va todo el mundo" "Noooo."- decía la peque. "I, que tenemos que marcharnos, todos se van ya", "Noooooo, la Júlia se queda" "Claro I. porque Júlia está en su casa"... que inocencia, me encanta...
No me gusta ver llorar a los niños, pero he de confesar que me llena de alegría que lloren porque no se quieran ir de mi casa. Es porque están a gusto y se lo han pasado pipa.
Ayer tuve mi sexto masaje brasileño. Casi me duermo. Ayer no me hizo daño a penas. Me concentré en la respiración abdominal, en el mantra "no hay dolor" y me dejé llevar. Casi me duermo. Estaba muy cansada ayer. Los resultados siguen siendo espectaculares, ya casi no tengo barriga, me veo cada vez más plana, el culo más subido y las cartucheras están desapareciendo y poniéndose en su sitio. Es increíble el trabajo de Vera.
Cuando llegué a casa me preparé un té verde de jazmín que compré por la mañana en una tienda de cosas naturales que tanto me gustan, que encontré en Barcelona, al lado de una empresa que fui a visitar.
El té estaba brutal. Me enchufé el mp4 con la meditación y me he levantado como nueva. Eso sí, con los pelos a lo Son Goku, ya que estaban llenos de aceite del masaje y las punchas locas tenían vida propia.
Mi ordenador esta muerto del todo, así que no puedo dedicarle todo el tiempo que quisiera al blog, porque es que ya ni arranca. Y con el otro ordenador estamos teniendo problemas para realizar la conexión a internet. No hay manera de contactar con el servicio técnico de Ono que hemos contratado. Dicen que puedes llamar las 24 horas al día, pero siempre sale un contestador automático y tienes que dejar el mensaje y son ellos los que te llaman, ¡pues vaya caca de servicio técnico! Llamar en 24 h sí, pero que te solucionen el problema, esa es otra historia.
Hoy es miércoles, toca música y toca correr. Los miércoles me dan una pereza increíble. ¿Cómo puedo estresarme tanto?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...