martes, enero 11, 2011

De vuelta al trabajo y a la rutina, con mi chaqueta lila

Esta mañana nos ha costado una vida levantarnos. Después de tantos días de vacaciones por fin volvemos a la normalidad. Y a llegar tarde al cole. Me he pasado un tiempo interminable buscando la agenda del cole de Júlia y después la mochila nueva que se ha pasado desde el día de Reyes por el medio y a la hora de hacerla servir no aparecía por ningún sitio. Al final Julieta la ha encontrado.
Esta mañana no quería ir al cole de ninguna de las maneras. Ya no sabía que escusa poner, le dolía todo.
Al final hemos salido escopeteadas de casa y hemos llegado al cole.
Tenía que poner gasoil al coche que estaba seco y he llegado a tiempo, porque cuando me ha atendido la chica de la gasolinera ha colgado el cartel de "vuelvo en 5 minutos" y también habría llegado tarde al trabajo. He dado las gracias porque me ha atendido.
Ya de camino al trabajo, en el coche, iba dando las gracias por todo, me iba fijando en todo lo que ocurría a mi alrededor, nada de ser abducida por mis pensamientos y perderme todo eso que hay ahí fuera.
Son consejos que dan el en libro del Poder de Rhonda Byrne. Es increíble este libro. Es la segunda parte de El Secreto y aunque mis conocimientos adquiridos durante estos dos años que llevo estudiando y practicando la Ley de la Atracción, me han llevado a la conclusión de que cuanto más la estudias te das cuenta de que El Secreto es un libro muy comercial, donde no explica nada acerca de la Ley de la atracción, pero le estoy muy agradecida por haber despertado en mi el gusanillo y haberme llevado a estudiarla más en profundidad.
Pues bien, El Poder,que es la segunda parte, es más concreto y te explica bastante más como usar la Ley y cual es realmente el secreto de El Secreto.
El poder de hacer que la Ley de la Atracción funcione, es básicamente el amor y la gratitud. Y siempre me ha funcionado, pero ahora, gracias al Poder, estoy perfeccionando la técnica. Cuando quieres una cosa con todas tus ganas tienes que sentir mucho amor y gratitud hacia lo que quieres conseguir. Y aquí es cuando os voy a explicar la anécdota de la chaqueta lila que me trajeron los Reyes Magos.
Fui a la Benetton a comprar el regalo a mi hermano y a mi cuñada. Una camiseta para mi hermano y para ella no tenía ni idea. Estuve bastante rato por la tienda, miré todas las prendas que habían: jerseis, pantalones, faldas, bolsos, camisas, camisetas... no sabía que comprar. Me fui a una góndola donde habían muchos jerseis clásicos de punto y me los estuve mirando. Por el rabillo del ojo vi una chaqueta lila y pensé "¡Qué chaqueta más bonita!", la cogí, la desdoblé y sentí mucho amor por esa chaqueta y pensé que vendría a comprármela en las rebajas.
Pues bien, el amor hace milagros. Cuando entregamos los regalos de Reyes, ¡mi cuñada me había comprado la misma chaqueta, en el mismo color! Yo me quedé alucinada. Mi cuñada se partía de risa, diciéndome, es que siempre regalamos lo que nos gustaría que nos regalaran a nosotros. Yo no lo hice con esa intención. Yo sabía que ese estilo le gusta a mi cuñada y el lila es su color favorito. Compré el regalo con mucho amor y pensando en ella. Cuando vi la chaqueta pensé que era preciosa, que era su estilo y su color. Me enamoré de esa chaqueta y esa chaqueta ha venido a mi vida, instantáneamente.
Cuando me pasan estas cosas y otras muchas que no tienen explicación, pero que las hago conscientemente aplicando la Ley de la Atracción me doy cuenta del poder que la Ley tiene y cada día me ocurren pequeños milagros. Por eso estoy infinitamente agradecida al Universo y tengo una fe ciega en él. Me lo paso genial y una vez la entiendes, la practicas y consigues todo lo que quieres eres la reina del mambo. Eso sí, conlleva disciplina, perseverancia y fé sobre todo. Pero funciona, vaya si funciona.
Cuando he llegado a Molins de Rei, antes de llegar a la empresa he dado las gracias por el aparcamiento en la puerta y allí estaba esperándome mi aparcamiento en la puerta. Magia.
Ahora estoy con el enamoramiento de mis clientes. Si me enamoro de ellos tendré muchos. Y nada más llegar me ha llamado otro super cliente que hice en mayo pidiéndome un presupuesto que subía 14.000 €. No me lo podía creer. A las 9:30 h de la mañana un presupuesto de esas características. Y que ha pasado, que como no me lo podía creer no ha sido. Porque al final se lo imprimía la empresa que se lo tenía que imprimir. Si me lo hubiera creído, me lo habrían aceptado. Pero me da igual, estoy muy agradecida y sigo enamorada de este cliente, porque me ha llamado. Ha contado conmigo para pedir el presupuesto. Y así llegará a facturar muchísimo. Lo estoy poniendo en práctica, aunque ya lo hacía desde antes de leerme El Poder.
Es un libro muy motivador, lo aconsejo de todas todas.
Por la tarde he ido a recoger a las nenas al cole y la verdad es que estaban agotadas. El primer día después de tantos días de vacaciones cuesta.
Hemos llegado a casa, porque en cuanto se ha ido el sol se ha levantado un viento traicionero y hacía un frío impresionante.
Le he puesto la casa de Mickey Mouse a Berta mientras Júlia jugaba con el Cole de las Barriguitas y después se ha tragado una peli de la Barbie. Le han entrado ganas de ver la tele, ya que como le había puesto el Mickey a Berta, pues ella también tenía que ver la Barbie.
Con la Barbie, Berta se ha ido a la habitación de jugar y ha encontrado un bol de plástico con restos de palomitas de maiz de ayer (solo quedaban los granos de maiz) y les he hecho unas poquitas a la antigua usanza, en la sartén. Nada de microondas y me fascina como los granos de maiz seco se pueden convertir en las palomitas blancas. Como de un grano tan pequeño sale una palomita tan grande solo con el calor. Es alucinante.
He hecho limpieza en el correo electrónico, porque tenía un problema, no me entraban correos y no es para menos, tenía como 5280 correos en la bandeja de entrada y he borrado hasta dejarlos en 3183. Creo que tendría que borrar algunos más.
Hoy en el baño hemos estado cantando Oh when de Saints go marching in! Glory, glory to God, Ma Ma Ma Ma Ma Maria... y Berta llevaba perfectamente el ritmo, solo que chapoteando al compás en el agua y me ha puesto perdida de agua a mi y el suelo. Después les he hecho masaje y cosquillitas con la crema a las dos y después, la cena. Berta no ha cenado mucho; primero porque tenía más sueño que hambre y segundo porque había comido palomitas.
Jordi ha entrado a dormirla y hoy no ha tardado tanto. Estos días atrás, eran las 00 h y todavía estaba dando guerra, saliendo de la habitación, cantando, encendiendo la lámpara... hoy ha caído redonda, boca arriba y con las manos abiertas, como si se hubiera caído del piso de arriba.
Júlia ha tardado una eternidad en cenar. Le digo que es una lentorra y me dice que es que ella "ha de sopar molt a poc a poc per que li senti be el menjar" ¿será posible? Pero una cosa es cenar despacio y otra que se ha tirado por lo menos una hora para comerse medio plato de sopa, un trozo de pechuga (tamaño nugget) y media manzana pequeña. Menos mal que se ha lavado los dientes rápido.
Hoy me ha pedido el cuento de la Sirenita y cuando empiezo el cuento de la Sirenita, me dice que el que explican en ese cuento no le gusta (no es Disney) y que le explique el de la Cenicienta de Disney (menos mal, porque el dichoso cuento de la Sirenita del Gran Libro de los Cuentos, es más largo que un domingo sin dinero). Le leo el cuento con las entonaciones diferentes de cada personaje incluido el narrador y me dice que quiere dormirse encima mío. Hoy ha podido porque Berta estaba dormida. Normalmente si no está dormida la pequeña la tengo en brazos, entonces me dice que "allá" y me señala su cama. La dejo en su cama y entonces Júlia se viene encima mío y en cuanto Berta la ve encima mío entonces se viene ella también encima mío. No hacemos negocio porque es imposible que se duerman las dos encima mío y al final envío a cada una a su cama. Pero Berta, erre que erre se viene otra vez encima mío y al final la pobre Júlia tiene que dormirse en su cama y conformarse con que le haga masajes en los pies para dormirla. 
Hoy hemos tenido un día magnífico. Por la tarde ni se han discutido, ni enfadado ni nada por el estilo. Estaban agotadas. ¡Bendito cole, qué ganas tenía ya!

1 comentario:

Nubagui dijo...

Hola, muy ameno tu blog. Mira si te interesa un método para dejar de fumar sin ingerir nada, dale un vistazo a este que está siguienedo una amiga, y le va muy bién.

http://www.sonoryluz.com/13.html

Un saludo,

Nubagui

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...