lunes, enero 17, 2011

Sábado

Sábado por la mañana. Peluquería y después masajito brasileño.
Segunda sesión y ya empiezo a ver resultados, donde antes colgaba barriga ya no cuelga tanto. De cintura para arriba está todo más duro, ya no está tan fofo y ya se empieza a ver más moldeada la cintura. Mis únicos pantalones que me iban bien, ya me empiezan a hacer bolsas, cual cosa quiere decir que necesito ir urgentemente a comprarme pantalones, uno o dos cómo mínimo.
Las piernas también empiezan a verse más esculpidas y las carnes flojas de las caderas y de debajo del culo empiezan a estar más para arriba. Se están poniendo en su sitio. Estos masajes son mágicos. Vera es mágica.
También me hizo masaje facial (linfático), me puso mascarilla de arcilla verde. Me estiró toda la cara. Mis bolsas, ojeras han desaparecido. Y las arrugas del contorno de ojos habían desaparecido. Cuando me vi en el espejo y vi la mitad de la cara trabajada y la otra mitad no, aluciné. Esta Vera tiene manos de ángel.
Qué sábado más relajado (por la mañana) por la tarde a limpiar...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...