lunes, enero 17, 2011

Lunes

Me encanta mi trabajo. Me permite ir de aquí para allá, disfrutar del paisaje de la calle; porque como dirían algunos, me paso el día haciendo la calle. Pero no en el mal sentido. Soy comercial y eso conlleva, estar en la calle visitando clientes.
Esta mañana tenía una visita en Barcelona, en el barrio del Born, al final de la calle Montcada. 
Dejo a Júlia en el cole y voy para allí. B30, Ronda Litoral salida 22. Cuando llego a Barcelona,ya a la luz del día y cuando por fin los ojos se me habían despegado veo con horror tres pelos en mi barbilla.
Os voy a revelar uno de mis secretos (ahora ya no es un secreto, lo era hasta ahora); mi coche, amigo inseparable en mi día a día esconde en su cenicero uno de los objetos imprescindibles en la vida de una mujer: las pinzas de depilar. ¿Qué os habíais pensado?
Bien, con la luz de casa muchas veces no se ven, pero en el espejo del coche se ven de maravilla, sobre todo si te da el sol.
Deseando de pillar un semáforo en rojo para sacarme los tres malditos pelos. Normalmente intento ponerme entre los coches para que los conductores de al lado no me vean sacarme los pelos, a lo sumo, que me vea el de delante con el retrovisor.
Abro el cenicero, saco las pinzas ¡y qué ven mis ojos! Mis ojos acaban de cerciorarse de que en el coche de al lado está Carles Puyol del FC Barcelona. Tiene su gracia en persona. Por supuesto tiré las pinzas de nuevo a su escondite y disfruté del paisaje un buen rato, hasta que tuve que girar en la calle Princesa para meterme en el parking.
Cuando salí de la visita, me fui al Boulevard Rosa a buscar mi chaqueta que ya está arreglada que mi amiga C. me sacó a la calle porque era imposible aparcar el coche y me esperó en Valencia con Paseo de Gracia y literalmente me la tiró dentro del coche por la ventanilla.
Mis zonas favoritas de Barcelona son el Paseo de Gracia, la Diagonal, aunque hay otras zonas que también me gustan mucho; creo que en general Barcelona es una de mis ciudades favoritas, después de Londres, of course!
Me maravilla subir por Paseo de Gracia y poder admirar La casa Batlló y la Pedrera, son impresionantes. Este Gaudí era la leche. Qué lástima que acabara como acabó el pobre, atropellado por un tranvía.
Después de recoger la chaqueta me he ido al despacho, he realizado llamadas y concertado visitas y a última hora (15:30 h mi hora de plegar para ser exactos) marrón. Y los jefes no estaban y me he largado de la empresa a las 15:55 h, con lo cual he llegado super tarde a casa a comer, super tarde al cole, super tarde a la guardería y Berta no se quería marchar ni arrastras. 
Hemos ido al parque un ratito que estaban E. y P. y tampoco he podido socializar mucho, porque Berta me llevaba para arriba y para abajo, Júlia ya juega solita con sus amigos y la verdad es que es un alivio. Tengo unas ganas de que ya juegue un poco más a su aire. Aunque ahora que pienso, la pobre, nunca juega con sus amigos, porque siempre vamos con los amigos de Júlia. Esto va a ser difícil, porque ¿cómo se lo montan las demás mamas para que sus hijos jueguen con sus amigos equitativamente? Qué lío. Bueno lo iré visualizando y cuando llegue el momento ya veremos, o si alguien tiene una idea que me la cuente.
Después a casa, porque tenía un frío que me moría. No cogí la chaqueta y me estaba quedando pajarito. Llegamos a casa, les puse una peli de la Barbie y me dediqué a pasar un ratito el aspirador por todo el piso, que ayer no me dió tiempo, hasta la hora de los baños, las cenas, los cuentos, los luralás y los masajitos en los pies de las niñas para que se duerman.
Hoy Julieta ha estado muy bien toda la tarde, pero en cuanto ha entrado su padre por la puerta ya se ha puesto rebelde. ¡Hay qué ver que edad más difícil! Esta mañana he hablado con la maestra para ver si podíamos quedar y me da alguna pista sobre los niños de 4-5 años. El ginecólogo ya me avisó cuando nació. Después de coser me dijo que se había dejado el manual dentro y que ya no había manera alguna de conseguirlo. Así que un poco de aquí y un poco de allá y bastante de cosecha propia y hasta a veces un poco de Super Nany, vamos educando a nuestros hijos. Difícil tarea, porque lo hagas como lo hagas, siempre lo vas a hacer mal. Es difícil, pero espero no morir en el intento.
Por cierto hay una cosa que no entiendo. Haces la dieta a rajatabla sin pasarte ni un milímetro y no sólo no pierdes ni un gramo, al contrario te engordas 100 o 200 grs. Me pongo hasta el culo de calçots con salsa (sin pan), Coca - Cola y un resto de Trinaranjus, café y un trocito de turrón de almendra blando y cuando hoy me peso, he adelgazado 700 grs. No entiendo, pero ya me va bien.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...