miércoles, enero 19, 2011

Vaya cuelgue

Ayer fui a un cliente a poner unos adhesivos y llevaba un vaporizador con alcohol de quemar. Cuando me monté en el coche, abrí el maletero para dejarlo dentro y pensé: "no, lo pongo delante por si se derrama" y así lo controlo.
Lo puse delante y enseguida noté el olor del alcohol de quemar con un toque de fragancia a disolvente, pero pensé que era porque lo había estado utilizando y tenía el olor impregnado en mi nariz.
Cuando llegué al despacho y lo cogí, ¡el maldito vaporizador estaba vacío! Se había vaciado completamente en las alfombras de mi coche, justo la de debajo de mi asiento. ¡Qué peste a alcohol de quemar! Y lo peor no es eso, es el cuelgue que origina. A ver si se evapora pronto, ¡por Diós!

3 comentarios:

Aretha dijo...

ya t estoy viendo dejando el coche en pleno solano cn las ventanas entreabiertas XDDD

Aretha dijo...

ahhhhhhh por cierto... hacéis vinilos personalizados?! lo busco para la empresa! dime algo al mail

muá

CUGUI dijo...

Vaya pesturria que me hacía el coche, parece que hoy ya se había evaporado un poco el coche.
Of course, hacemos vinilos personalizados para las empresas. Si puedes envíame en un mensaje al facebook con tu tel que no me acuerdo si lo tengo o no y vengo a visitarte a la empresa. El viernes de momento lo tengo bien, ¿estais en granollers, no?
besazos
mj

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...