martes, marzo 29, 2011

5 AÑOS YA

Ayer fue el cumple de Júlia. 5 años ya. Se me han pasado volando. Ayer por la mañana tuve que despertarla para poder felicitarla porque tenía un montaje de un muñeco que me ha llevado de cabeza desde hace diez días y tenía que estar en Barcelona a las 8 en punto de la mañana. Ya explicaré la movida de este muñequito de porexpan de 3 metros de altura.
Por la tarde fui a buscarla y como siempre llegué un poco justa pero allí estaba ella esperándome.
Después fuimos a buscar a Berta y para casa. Teníamos sesión de repostería. Venían Pepa, Inés y también Irene para hacer de reposteras.
Pepa trajo los pasteles, porque los dos que hice yo el domingo no servían para llevar al cole. El primero con tanto estrés de teléfono, de hablar con el cliente y el proveedor (los diez días con sus sábados y sus domingos incluidos), cuando tenía que echar la harina, en vez de echarla en la báscula para pesarla la eché directamente en el bol donde hacía la masa, y no tenía suficiente harina, con lo que se me hundió cuando lo saqué, no tenía demasiada consistencia y con el segundo, lo mismo, con dos llamadas entrantes a la vez, se me pasó echarle la levadura, con lo que no subió y quedó planito, planito.
Pepa ha traído dos pasteles que hizo su asistenta y los hemos decorado y la verdad es que han quedado muy resultones: uno de princesas y el otro con lacasitos y kit kats, como los que nos proponía Lucia de Baballa. En el cole esta mañana han alucinado, porque han quedado chulísimos, pero toda una aventura el recubrimiento de azúcar glass.
Como se nos hizo tarde, le dije a Pepa si se querían quedar a cenar y se quedaron. Hicimos los bañetes e improvisamos una cena, que resultó ser super chula.
Primero bañé a Berta y luego a las nenas y como era el cumple de Júlia y hacía tiempo que me pedía un baño de burbujas, les llené la bañera y les puse bubble bath, espuma a lo grande.
Mientras íbamos haciendo la cena ellas iban jugando y pasándoselo en grande, y cuando entré un momento vi que habían vaciado medio bote de champú y el de suavizante casi entero también, porque "ellas també volien fer un pastís". Casi me da un sincope cuando vi el bote de champú, que estaba entero, casi vacío y no es cuestión de ver la botella medio llena o medio vacía, es cuestión de que el champú de las nenas no es barato que digamos... en fin, no me enfadé, porque era su cumpleaños...
Berta entraba y salía del baño porque también quería jugar y acabó chorreando de agua.
Después cenamos y le pusimos uno de los pasteles (el que tenía poca harina) con las cinco velas y un improvisado 5 hecho con fideos de chocolate, encima del azúcar glass solidificado con zumo de limón y claras de huevo. (Buenísimo, por cierto). El pastel estaba buenísimo, sólo que un poco hundido por el centro.
Sopló las velas y se chamuscó un poquito el pelo lo justo para perfumar el ambiente un poco a pollo quemado.
Hicimos fotos, pero no había manera de que se pusieran guapas para la foto, ya estaban pasadísimas de vueltas.
Nuestro regalo de este año es llevarla al Tibidabo, pero claro, este fin de semana no podemos, porque tenemos toda la movida de la fiesta de cumple en el parque pirata y por la tarde en casa con la familia. Así que hasta la semana que viene no podremos llevarla y esta mañana me ha preguntado que cuando tendrá su sorpresa de su cumpleaños. Espero que pueda aguantar hasta la otra semana.
Con el dinero que le han dado las iaias, tiene clarísimo que quiere comprarse un vestido y eso haremos cuando los compromisos sociales me lo permitan. 
Esta tarde, mientras ella hace natación, tengo que subir al centro comercial a comprar unos regalitos para Inés y para mi madre que hoy cumplen años: 5 la primera y 74 la segunda. Me tengo que comprar unas medias para ponerme con el vestido que llevaré para la boda, que es el viernes por la tarde. Cuando recoja a Júlia quiero pasarme por casa de mi madre para llevarle alguna tontería y felicitarla con las niñas. Después, por la noche voy a casa de Vera a depilarme. Mañana toca música y a correr, además mañana mi madre tiene una reunión y no le llevaré a Berta, cual cosa quiere decir que si no me da tiempo a nada, con ella menos. El jueves, tengo que ir a la pelu a ponerme el color y el viernes a cortarme y peinarme. El sábado por la tarde, tenemos que acabar de hacer los pasteles, las bolsas de las chuches, sombreros piratas y practicar para hacer espadas con globos (globoflexia). Preparar el maquillaje para pintarles la cara en la fiesta a los piratas... y el domingo por la mañana, la macro fiesta y por la tarde la fiestecilla en casa con la familia. (También hay que ir a comprar...) En fin, nada más de pensarlo me estoy estresando.
Lo mejor de todo es que Julia se lo pasó genial ayer y hoy. Porque hoy lo celebran en el cole y Pepa se ha llevado a Júlia, Inés y X. a comer. Han ido al parque pirata y después se han ido a comer a la bolera, como reyes. ¡Esta Pepa es la leche! A ver que tal, lo que me explican a la tarde, me consta que comen pollo con patatas fritas, ensalada y me ha parecido escuchar fanta de naranja... cuando las he llamado por teléfono a ver como estaban.
Ya me muero de ganas de verlas y de ver las fotos de la fiesta que han hecho en la clase.
Y ya os pondré las fotos, para ver el cumpleaños en imágenes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...